jueves, 2 de marzo de 2017

Ferrata de Igualeja (Febrero/17)



Hoy nos vamos de ferrata, a la del Nacimiento, ubicada en la coqueta localidad de Igualeja, en el corazón del valle del Genal, Málaga. Pepi, Víctor y yo somos los tres "ferratistas" que hemos quedado para pasar un estupendo día trepando por las paredes.


Cuando llegamos a la localidad de Igualeja, y justo a la entrada, nos encontramos con el nacimiento del río Genal y un área recreativa, un bonito rincón en el que uno puede pasar por aquí todo el día, relajado, e incluso disfrutar de la piscina (en época veraniega) y tomando unas buenas tapas de la zona. No será nuestro caso, nosotros venimos a la ferrata, aunque la cerveza no hay quien nos la quite cuando terminemos. Aquí dejaremos el coche.





Por la parte trasera del Nacimiento, sale un senderillo que nos llevara directamente a la pared en el que se encuentra la ferrata. Aunque eso sí, con un fuerte repecho para ir calentando las piernas. En quince minutos ya estamos en la base de la ferrata.

Con el permiso de los compañeros ferratistas de "pisandolacima" cojo esta foto. Cuando nosotros estuvimos, el cartel está muy deteriorado por los rayos del sol y no se aprecia bien. Gracias por la foto y recordad tenemos pendiente alguna ferrata.

Esta vía ferrata es una travesía en horizontal con varios pasos desplomados y bastantes saltos atléticos, con los que durante todo su recorrido la fuerza física es constante ya que nos iremos encontrando con muchos pasos laterales y que la técnica es importante. Además en algunos tramos hay que apoyarse en las rocas salientes para poder progresar, e incluso realizar algunos pasos acrobáticos. En su recorrido hay varios puntos con "reuniones" para bajar en rápel, nosotros utilizamos uno de ellos.

Las características de esta ferrata son las siguientes:

Dificultad: (K3) con un factor de fuerza (4).
Tiempo de acceso a la vía: 15 minutos
Tiempo de realización: 60 minutos.
Desnivel total: 28 metros
Recorrido total: 94 metros


Pues allá vamos, empezamos. Como Víctor y yo somos los que llevamos las cámaras (para sacar distintas perspectivas) cada uno de nosotros nos colocamos en los extremos, así que Pepi queda en el centro.
Según empezamos nos encontramos con un desplome lateral y que rápidamente el cuerpo nos lo desplaza a nuestra derecha, con lo que hay contrapesarlo y buscar rápido la grapa para progresar.


Ahora subimos verticalmente hasta lo más alto, y empezamos a  descender lateralmente hacia la derecha de la pared.


Cuando llegamos al final de la bajada nos encontramos con otro desplome, en el que tenemos que buscar bien el paso y apoyarnos en las rocas. Y eso si, con los brazos bien ejercitados.


Nos seguimos desplazamos lateralmente, y en ocasiones con una permanente tensión en los brazos, ya que en esta zona la pared está algo desplomada.


Con muy pocas zonas en donde poder descansar, en alguna ocasión echamos mano de nuestras bagas de reposo, para por lo menos en algunos minutos relajar nuestros brazos.


Y ahora la vía de nuevo empieza a subir algunos metros, para a continuación hacer una forma curiosa: zigzagueo  descendente por la pared. 


Yo quedo por detrás de ellos, y ahora la vía empieza a bajar, desplazándose después hacia la izquierda.



Y ahora yo quedo por encima de ellos, aprovecho para inmortalizarlos en la pared.


El zigzagueo termina en una pequeña cornisa, en donde de nuevo empezamos a subir verticalmente, teniendo que pasar por dos pequeños desplomes separados uno del otro por pocos metros, y ya en la parte final de la pared, las vistas del pueblo.



Miramos el reloj y vemos que hemos tardado 50 minutos en realizar la ferrata, así que ahora unos instantes para disfrutar del pueblo de Igualeja allá abajo y cambiar impresiones sobre la ferrata.
Ahora un senderillo de bajada nos lleva al inicio de nuevo en unos 10 minutos. 

Practicando y bajada en rápel

Aunque había un escape para hacerlo en rápel con su correspondiente  "unión" casi en la parte final de la ferrata. Nosotros primero quisimos practicar y hacernos bien con las cuerdas y los elementos de bajada antes de realizar el primer rápel.


Colocamos primero una cuerda de pocos metros y empezamos a practica a poca altura y manejar todos los elementos y su correspondiente colocación. 


Empezamos a tirarnos varias veces a pocos metros del suelo, aprovechando para colocar los agarres en la misma grapa.


Cuando ya habíamos practicado durante un buen rato, Víctor subió y colocó la cuerda en el punto de reunión que hay al principio de la ferrata ( a unos 12 meros de altura).





Y ahora empezamos a subir y tirarnos cada uno de nosotros, primero fue Pepi después yo y por último Víctor que es el que se estaba quedando arriba para comprobar todo.






¡Todo bien, hemos disfrutando de lo lindo! 
Ya son las 13:30, llevamos mas de tres horas por aquí: subiendo, bajando, rapelando, ferrateando...
Así que para abajo a comer, en el área recreativa, junto al Nacimiento del río Genal.
Y después a celebrarlo con unas buenas cervezas en la terraza que hay en el mismo lugar.
Compañeros, Pepi y Víctor, hemos disfrutados de un excelente día de ferrata y rápel.



No hay comentarios:

Publicar un comentario