lunes, 17 de octubre de 2011

Subida a la sierra de los Pinos (PN Grazalema-1395 m) Octubre/11



En este sábado otoñal, cinco compañeros del club: Manolo O., Manolo R., Juan G., José L, y el que escribe, nos vamos a realizar una ruta al parque natural de Grazalama, Subiremos al pico Sierra de los Pinos, que con sus 1395 m, lo conseguiremos coronar en unas 3 horas, aunque de  ruta total unas  6 horas y media, 800 m de desnivel, y unos 16 km de recorrido.




Para ello nos vamos a la localidad malagueña de Cortes de la Frontera, limítrofe  con la provincia de Cádiz. Viniendo de Benaoján, y según entramos en el pueblo de Cortes nos encontramos un instituto, cogeremos la pista que sale a mano derecha, y a unos 300 metros dejaremos el coche en un ensanche, junto a una finca.


Son las 10 de la mañana, hace un buen día, demasiado calor para estar en el mes de octubre. Estamos a una altura de 613 metros.


A unos 100 m nos encontramos con una cancela, y tirarmos por el sendero que ubicado en la parte derecha, más adelante y en unos quince minutos nos desembocará en la misma pista.


Seguiremos avanzando por la pista que nos dirigirá hasta el puerto de Libar. Aunque podriamos seguir por este carril, es mejor coger los atajos que perfectamente señalizados y marcados nos indican "libar". De este modo evitamos las muchas curvas de la pista, aunque con un desnivel más pronunciado.


Allá abajo dejamos Cortes de la Frontera, y perfectamente visible la pista y sendero que nos sube hasta el Puerto.


En una hora practicamente hemos llegado al Puerto de Libar (987 m de altura). En este día coincidimos con una carrera de montaña, por lo que según subimos, en muchas ocasiones nos tenemos que apartar para dejar pasar a los corredores.




Ya en el mismo puerto, hay unas indicaciones, a la derecha hacia los llanos de Libar y hacia la izquierda a la sierra de los Pinos. Este último será nuestro destino.



Bajo el peñón de Libar vemos la pista que nos llevará hacia los llanos del mismo nombre.


Avanzaremos por la pista, aprovechando todas las trochas que nos vamos encontrando por el camino.


Allá al fondo podemos comtemplar los Llanos de Libar. Y sobre él el Pico Ventana.


A las dos horas de marcha aproximadamente y antes de llegar a los Llanos del Puerto (1220 metros de altura), habrá que estar muy atento, pues en la parte derecha del carril y junto a unas encinas, sale un sendero que marcado con unos hitos de piedra será el camino ahora a seguir.


A los cinco minutos llegaremos a una alambrada, la cual tendremos que pasar.
Realmente lo que estamos haciendo es subir a la Sierra de los Pinos, pero cogiendolo desde el principio de la arista que nos llevará hacia él.


Enfilando la arista por la derecha, al fondo podemos ver las siluetas de las gargantas de la buitreras, el Puerto del Oso, el cerro Pajarraquera, y si el día  estuviese nítido se vería hasta Gibraltar.




Dejaremos atrás los matorrales, y subiremos por rocas, en un entorno kástico.



Bajaremos a una pequeña dolina, donde un pequeño aljibe recoge el agua de las lluvias.



Ya en el último esfuerzo de subida, y sorteando las numerosas rocas afiladas, vemos al fondo el vértice geodésico de la cumbre.



Ya solo tenemos que llegar hacia él.


Cerca del vértice, nos encontramos con este cedro solitario, junto a él otro, pero ya seco.
Este detalle es una de las referncias más sólidas para alcanzar la Sierra de los Pinos. Se ven desde lejos, y es una buena "diana" de aproximación, ya que no hay ningún sendero bien definido para alcanzar esta cumbre.



Bueno, pues ya estamos aquí, son las 13 H. Hemos tardado tres horas en llegar. Sopla un fuerte viento, con lo que cinco minutos, las fotos de rigor y para abajo. Al otro lado de la alambrada tenemos la vecina provincia de Cádiz.




Ahora nos dirigiremos hacia el cedro para bajar por ahí.



Según bajamos, vemos el pico Salamadre a la izquierda. Objetivo de otra ruta por esta zona.



La mejor referencia en la bajada, es seguir una alambrada, habrá que bajar con precaución, ya que hay mucha roca.


Una vez aquí, y marcado por unos hitos de piedra pasaremos por un pequeño pasillo entre dos rocas. El desnivel que tenemos ahora para abajo es fuerte.


A los diez minutos pasaremos por una alambrada.


Y ahora ya, sin sendero marcado, y muchos senderillos de cabras, tendremos que seguir guiandonos por la dirección opuesta a la Sierra de los Pinos.


Nos adentraremos en una zona de encinas muy húmeda donde el musgo y los líqunes hacen su presencia a cada paso.


Estamos en la conocida como Breña Obscura. Antaño fue un Pinsapar, incluso hay algunas pequeñas repoblaciones.


Seguimos por los senderillos entre una gran umbría.


A cada vuelta del caminos nos encontramos con bellos rincones.
En las rocas y en los troncos de los árboles, el verde adherido crean fantasmagóricos espacios.


Allá atrás vemos la Sierra de Los Pinos, de donde venimos. Si nos fijamos en la parte izquierda del pico podemos comtemplar el cedro anteriormente mencionado.


En este pequeño mirador vemos el pico Salamadre. Incluso planteamos la posiblidad de subirlo, hay que dar un buen rodeo o realizar una fuerte bajada casi a "saco".


Seguiremos por los senderillos que se adentran en el bosquete de encinas.


Ya vemos el carril por el que subimos allá abajo, por lo que vamos en busca de él. Lo habremos alcanzado después de una hora y quince minutos aproximadamente desde que empezamos a bajar desde la cumbre.


Una vez en el carril ya para abajo, por el mismo camino por el que subimos.
A las 16,30 H estábamos en el coche.


Una bonita ruta por una zona salvaje, poco explorada y con unas hermosas vistas. Entre Cádiz y Málaga, y en el término de Cortes de la Frontera, pero siempre en el bello Parque Natural de Grazalema.

No hay comentarios:

Publicar un comentario