miércoles, 9 de marzo de 2011

Subida a la Sagra (2383 m) Febrero/11

INTENTO DE LA SUBIDA A LA SAGRA




La Sagra, cuesta, y casi siempre pasa algo para no poderla subir.
Es la montaña más aislada de toda la peninsula, y se suba por donde se suba, los casi 1000 metros de desnivel no hay quien los quite.


En esta ocasión, y aprovechando que estamos pasando unos días en la Sierra de Segura (Jaen), un grupo de siete compañeros del club nos haremos de una escapada para subir a la Sagra.
Bien tempranito salimos para dirigirnos hacia la localidad granadina de Puebla de Don Fadrique. Son 140 km escasos los que nos deparan, pero tres horas de camino ya que tendremos que atravesar las cientos de curvas antes de llegar a Pontones y la Sierra del Pinar, ya en tierras granadinas.


Poco antes de llegar a Puebla de don Fadrique nos dirigimos hacia la localidad de Huéscar. En esta carretera encontraremos la indicación del área recreativa de las Santas a la cual nos dirigiremos.
Aquí, junto a una Ermita aparcaremos el coche.


Preparándonos para la ruta, porque por delante tenemos 1000 metros de desnivel, y unas siete horas de camino. !Ah¡, y lo peor, la vemos cargada de nieve, y eso quiere decir que no sabemos con exactitud que nos encontraremos, aunque vamos bien preparados, incluso con crampones por lo que pueda pasar.

Emprendemos la ruta por la parte trasera de la Ermita y vamos pista arriba


El cielo lo vemos negro, negro para caer una fuerte tormenta. Bueno de momento seguimos, si tenemos que volver ya volveremos.




Iremos trochando, ya que la pista se hace pesada.






A la media hora de ruta llegamos a un pequeño cortijo abandonado. Rodeado de varios almendros en flor y el obscuro cielo contrasta con mantos de nieve en la lejanía





Tras una hora de camino y 300 m de desnivel, empezamos a ver las primeras manchas de nieve.


La nieve cada vez la tenemos más encima, y es nuestra compañera constante.


Poco antes de alcanzar el collado de la Víbora (después de 500 m de desnivel subido) a unos 1800 m de altura, una fuerte ventizca de nieve nos hizo no proseguir la ruta. A poca distancia las nubes estaban metidas y no se vería nada.



"Para abajo pitando, que la cosa se pone fea"


Con tantas prisas se nos olvidaba la foto de grupo, aunque en este caso no sea en la cumbre.







Otra vez será, que por cierto será dentro de muy pronto ...........


En cualquier caso ha merecido la pena. La montaña seguirá ahí, y nosotros también, así que en la próxima te subiremos

 

No hay comentarios:

Publicar un comentario