sábado, 8 de octubre de 2011

Circular por el pinsapar de Grazalema (Octubre/11)


En esta ocasión, nos vamos a realizar una ruta exploratoria por el Pinsapar de Grazalema. De este modo, cuatro compañeros del club (Manolo O, Jose L, Juan G, y yo) salimos para localizar un sendero que se me quedó en la retina cuando hicimos el cerro Coro.
Al final salió una bonita ruta, donde durante seis horas y media, y 20 km, y unos 700 m de desnivel acumulado nos hicieron disfrutar y sufrir durante todo el día.



Para ello nos situamos en el Puerto de las palomas (1189 m), carretera entre Zahara de la Sierra y Grazalema. Son las 10,30 h. Una vez en el mirador, pasamos por un trozo de valla rota y empezamos a subir hasta la parte más alta. Son unos 200 m de desnivel, donde el senderillo está parcialmente marcado.


Allá abajo vamos dejando unas bonitas vistas del embalse de Zahara, el pueblo de Algodonales, la Sierra de lijar, y las dos enormes "tetas" del Lagarin y las Grajas.


Una vez arriba, avanzaremos unos 200 m de frente por una pequeña arboleda hasta llegar a un impresionante mirador, donde de frente vemos el gran Pinsapar, al resguardo de los picos San Cristobal y el Torreón (techo de Cádiz)


Desde aquí arriba, y mirando hacia abajo, vemos un sendero en la parte izquierda (este es el que yo recordaba, y el origen de dicha ruta exploratoria) que se adentra en el Pinsapar pero por su base.



Así que bajando " a saco" cogimos el sendero. Al poco vemos un pico a mano izquierda (miramos en el mapa y no nos aparecía el nombre, unos 1400 m de altitud) que con unos 100 metros de desnivel, no pudimos resistir el subirlo. Desde aquí arriba se veían unas bonitas vistas de toda la Sierra del Pinar. A la derecha el picudo San Cristobal y al la izquierda el Cerro Coros.


Volvimos a buscar el sendero, y que en poco menos de una hora nos llevaría hasta la fuente del Chorrito (consúltandolo en el mapa). Pero hay que estar muy atentos, ya que primero dejaremos un desvío a la izquierda que de forma evidente nos lleva al Pico San Cristobal (nosotros seguiermos de frente). Cuando el sendero se adentra en una zona frondosa sale otro senderillo a la derecha, al igual nosotros seguiremos de frente. Al poco llegamos a la fuente.


Según el mapa aquí el senderillo finalizaba, pero vimos que continuaba adentrándose en el Pinsapar. Así que allá vamos.
El sendero queda a veces totalmente cubiero de maleza, y el paso queda obstaculizado por grandes pinsapos caidos en el camino. Cuesta incluso reencontrar de nuevo el sendero. Está claro que por aquí hace años que no pasa nadie.


Brazos y piernas ya los llevamos con decenas de pinchazos y arañazos. El sendero está metido de lleno en el impresionante Pinsapar. Otra vez, otro pinsapo gigante tapa el camino. !Para arriba, para abajo, saltando!
!Ay¡, otro pinchazo. Hay que estar muy atentos al sendero, con tanta maleza se pierde a veces.


De vez en cuando vemos algun claro entre tanto bosque de Pinsapo y divisamos  allá a lo lejos desde donde venimos. El collado entre los dos montículos.


Sobre nuestras cabezas los paredones de la Crestería y el Torreón.



Poco a poco vamos bajando de altura (estamos a unos 800 m), y los Pinsapos van dejando paso a los alcornoques y encinas. !Vaya paliza de sendero¡, pero que bonito que es. Está claro que este camino nos llevaría hasta Benamahona. Ya llevamos andando tres  horas y media.


Cuando parece que el camino se pierde y desaparece, todos damos vueltas por la zona para ver por donde sigue. Entonces por la izquierda en un pequeño torrentillo y subiendo hacia arriba, y a unos 50 metros vemos como una pista. !Sorprea¡, es el sendero oficial del Pinsapar. Hacia la derecha Benamahoma y hacia la izquierda Grazalema.
Vamos cansado, por lo menos yo. Así que paramos una media hora para comer (son las 14,30 h)


En este justo lugar es donde desembocamos al sendero del Pinsapar.


Bueno, ahora toca subir todo lo que hemos bajado. Ya sin pérdida alguna y subiendo progresivamente avanzamos entre grandes pinsapos.




A la altura del sendero que nos lleva al San Cristobal, nos encontramos con un gran cortado. Nosotros tendremos que ir justamente al frente, allá a lo lejos.


En este gran cortado, el senderillo queda a mano derecha, por allí vamos.

Aquí está el desvío. Abajo queda Grazalema. Esta es la bajada que nos lleva hasta donde se encuentra la casetilla de control para subir al Pinsapar (ruta clásica). Nosotros seguiremos de frente.


En media hora, siguiendo por el senderillo llegaremos al collado de la bajada al Puerto de las palomas, y a las 5 de la tarde en los coches.


Al final, la exploracion de la ruta ha dado resultado. por una zona desconocida, como es esta zona del Pinsapar de Grazalema. 

No hay comentarios:

Publicar un comentario