lunes, 19 de septiembre de 2011

Subida al Mulhacen (3482 m- techo de Granada) Desde Trevélez. Sep/11


Datos de interés:



Lugar de partida: Trevélez (1476 m),
Desnivel: 2000 m
Desnivel acumulado: 2000 m
Dificultad: Muy alta
Duración: 10 horas
Fecha: 17-9-11
Distancia: 25 Kilómetros
Participantes: Manolo O, Juan G, y Antonio


 


Ya había subido otras tantas veces al Mulhacen, pero nunca desde Trevélez. De hecho, por los cuatro lugares que se puede ascender (Hoya de la Mora, vereda de la estrella, Hoya del Portillo, y Trevélez) solo me quedaba ésta.

 

Para ello, nos situamos en la localidad granadina de Trevélez, en plena alpujarra y en el corazón de Sierra Nevada.

Trévelez, puede presumir de ser un bello pueblo, y además el más alto de la península.

 

Desde la plaza del pueblo, situada en el barrio medio, nos dirigimos hasta la parte alta. Hay varios indicadores que nos anuncian la subida al Mulhacen y Siete lagunas. Son las 8 de la mañana, hace una buena temperatura, así que tanto Manolo, Juan y yo estamos preparados para una larga y dura ascensión, ya que tenemos por delante 2000 metros de penosa subida.


Según salimos del pueblo, el sendero perfectamente señalizado va subiendo bruscamente. Durante el trayecto son varias las  acequias que tendremos que saltar, incluso alguna pequeña salida de agua que hace que el camino lo inunde parcialmente.




Allá abajo dejaremos de ver el valle de Trevélez, para contemplar el valle de culo de Perro, donde los torrentes de agua caen provenientes de las altas montañas.


El sendero tiene una fuerte subida hasta llegar a la Campiñuela (2350 m). Hemos mantenido un ritmo de subida fuerte (850 metros de desnivel  en dos horas, y 6 kilómetros).




En la campiñuela hay un pequeño refugio donde podernos resguardarnos de las inclemencias del tiempo. En este enorme prado, vemos varios arroyuelos, donde la fría  agua baja velozmente.


Ahora durante casi media hora iremos llaneando hasta llegar a un pequeño dique, que amortigua las aguas de Culo de Perro.



Aunque podemos cruzar por aquí (ya lo hice en otra ocasión), continuaremos por la parte izquierda del río, para al poco cruzarlo.







Bonitas vistas de la pequeñas cascadas de agua que se forman debido al desnivel. Por encima, Las chorreras Negras. Aquí tengo que hacer una parada de cinco minutos, me hace falta comer e hidratarme.


Ahora tenemos una fuerte subida (350 metros de desnivel), pero con unas espectaculares vistas.

Las chorreras dejan caer sus aguas provenientes de la laguna Hondera (primera de siete lagunas).



Por fin, ya hemos llegado a la laguna (2890 m, y tres horas y media de ruta).
Un impresionante glaciar acoge a las lagunas, presidida por las cumbres más altas: el Mulhacen y el Alcazaba.
¡Qué bonito lugar, y que salvaje resulta todo esto!




Si quisiéramos subir a la Alcazaba seguiríamos por el senderillo que nos adentra hacia las otras lagunas, la vemos allí de frente. Pero en esta ocasión nosotros vamos al Mulhacen. Así que justamente en la misma laguna, tiraremos a la izquierda (hay hitos marcados).



Ahora tendremos una gran subida (550 m) hasta llegar al Mulhacen. El cansancio se va notando, y la altura la sufre nuestros cuerpos cada vez que damos un paso.


Según subimos, miramos hacia atrás, quedándonos maravillados de las impresionantes vistas del circo de Siete Lagunas.


Allá a lo lejos ya vemos la cumbre del Mulhacen, aunque todavía nos queda una hora por llegar.









 

Ya estamos en la cresta que separa las dos vertientes (siete lagunas y la Caldera). Un poco a nuestra izquierda vemos el vértice del Mulhacen II, y por encima de la laguna de la Caldera el cerro de los Machos y el Veleta.


El viento sopla fuerte, y el paso lo tenemos que asegurar incluso sujetándonos a las rocas.


Tras 5 horas y 40 minutos coronamos la cumbre del Mulhacen. Montañeros venidos de toda la geografía se concentran aquí.




Le damos la enhorabuena a Juan, puesto que con el Mulhacen ha culminado sus ocho cumbres andaluzas.
Placenteramente sacamos nuestros bocatas y durante 45 minutos estuvimos disfrutando de estas bellas vistas.

¡Qué comedor con tan grandes ventanales¡


A las 16,20 empezamos a bajar, pero ahora dirección al alto del chorrillo (2727 m). A los 10 minutos nos acercamos para fotografiarnos en el vértice del Mulhacen II (3368 m). El viento sigue soplando fuertemente.





Según bajamos, a nuestra derecha va quedando el barranco del Poqueira.


Nosotros giraremos hacia la izquierda, y bajando por un sendero marcado llegamos al  alto del Chorrilo (una hora y cuarto desde que salimos del Mulhacen).


Ya vemos allá a lo lejos el alto del chorrillo, donde convergen varias pistas.


Unos metros antes nos encontramos la pista que nos lleva al refugio de Poqueira.




Junto al alto del Chorrilo (2727 m) tenemos el mirador de Trevélez. Impresionante balconada con el pueblo allá a lo lejos.



Aunque unos indicadores nos avisan que son tres horas de bajada, la verdad es que se puede hacer en menos, depende del ritmo de bajada. Nosotros lo hicimos en 1 hora y 45 m, eso sí, a un buen ritmo y trochando cada vez que podíamos.



¡Estábamos deseando de llegar!  Las piernas ya nos flaquean, y la fatiga y el cansancio nos hacen mella en la bajada.


 No me lo puedo creer, ya estamos en Trevélez. Por fin. 6 de la tarde, 10 horas de ruta.

Ahora para celebrarlo, unas cervezas fresquitas y unas buenas tapas de la zona.



No hay comentarios:

Publicar un comentario