jueves, 26 de enero de 2012

Subida a los Tajos de Gomer (1129 m), Fraile (1229), Doña Ana (1202 m) Málaga. Enero/12






Ya en Diciembre del 2007, subí a los Tajos de Gomer, junto a varios compañeros del Club Señal y Camino.
En esta ocasión, se planteó realizar una ruta más ambisiosa y exigente, pues nuestro objetivo era subir a los tres picos: Tajos de Gomer, Fraile y Doña Ana. Estas montañas sin ser altas, requieren de un gran esfuerzo, ya que en muchos tramos tendremos que utilizar nuestras manos para progresar, incluso con algún paso delicado, y para aquellos que padezcan de vértigo, les puede resultar algo peligroso. Por lo que la ruta que a continuación describo la podemos considerar de muy alta.
Durante seis horas y media, andaremos unos 12 kms, subiremos un desnivel acumulado de unos 1100 m, repartidos en dos subidas con sus respectivas bajadas de aproximadamente 500 m.



Para ello, once compañeros del club nos dimos cita bien temprano, a las 7 de la mañana.

Con dirección Málaga, cogeremos la salida 114 ( a Colmenar), poco antes de Casabermeja. Ya en la carretera tiraremos hacia la localidad de Alfarnatejo, y una vez aquí, y sin entrar en el pueblo nos dirigiremos hacia la fuente del Conejo (821 m de altitud).
Son las 10 de la mañana, de momento hace mucho frío, de hecho, el campo es un buen testigo de la gran helada que por aquí ha caido durante toda la noche.



Una vez aparcados los coches, tiraremos por el carril que nos encontramos a la derecha.


Durante unos dos kms aproximadamente podremos disfrutar de las excenlentes vistas del pico Chamizo, y a lo lejos Peña Negra. 


Pasada la media hora aproximadamente, giraremos a la izquierda, para coger otro carril algo más estrecho.


Frente a nosotros, vemos los tres picos: Tajos de Gomer, Fraile y Doña Ana.
Como tres hermanos parecen  despertar tras la salida del sol.


Visto desde aquí, parece mentira que lo podamos subir.
Picudo y ensiluteado nos espera éste primero, lo Tajos de Gomer.


A pocos metros, abandonamos el carril, tomando el sendero que sale por la parte izquierda. Un poste con un cartel es una buena referencia.


A los 50 metros atravesaremos un puente para salvar el paso de un pequeño arroyuelo.


Estamos bajando unos 150 m. de desnivel. Con lo que ahora iremos enfilando los picos, y empezaremos progresivamente a subir.
Sin sendero bien definido, el camino a seguir es fácil, hacia los paredones. 




Ya en la base de los picos, el camino a seguir es en un pequeño claro, y en la parte izquierda un pico algo más bajo. En la misma pared hay una flecha indicandos el inicio de la subida, hacia la derecha. En la foto superior podemos ve la entrada en la parte central.


A partir de aquí empieza el vedadero "peluceo". Habrá que estar muy atento en la subida, pues tendremos que avanzar utilizando nuestras manos para asegurar el agarre.


Algún que otro paso delicado tendremos que pasar. Si se tiene vértigo, igualmente puede impresionar, aunque no hay ningún paso voladizo.


Iremos avanzando lo más posible a la pared que nos vamos dejando en la parte izquierda.
Al poco pasaremos junto a un afilado espolon de roca, que ya hace años pude subir. 

Foto realizada Diciembre/07, en la anterior subida.


Según subimos, el desnivel es fuerte (unos 400 m), la pendientes se hacen dura de trepar, merece la pena contemplar las espectaculares vistas de Peña Negra allá al fondo.



Cada uno a su ritmo vamos progresando por este pedregal.



¡ Ufff !, menuda pendiente.


Carmina  y Juan, marcan el mejor camino por el que tirar, ya que el paso es intuitivo, y, no hay sendero marcado, por lo que algunos pasos son delicados y hay que evitarlos.




Por fin, ya vemos la cima.



Son las 12,30 H. Dos horas y media en alcanzar la cumbre.
Desde aquí vemos hermosas vistas: nuestros dos próximoss objetivo, La Maroma (techo de Málaga) con algo de nieve todavía en su cumbre, los pueblos de la Axarquía malagueña, El Chamizo ......... el mar.



Diez minutitos disfrutando de la vistas y para abajo, que todavía nos queda mucho que trepar.


El destrepe lo haremos con mucha precaución, puesto que la bajada es muy empinada, y hay zonas donde la piedra está suelta, y un mal paso traería fatales consecuencias.







Retornaremos por el mismo sitio (es el único, no hay otro).

Una vez en la base de los paredones, lo rodearemos por la parte derecha. Hay un senderillo bien marcado, el cual de forma progresiva nos va ascendiendo hasta el collado del Navazo.




La cuesta se hace larga, y el cansacio va haciendo mella en nuestras piernas.


Cerca del Peñón de la Paloma (se ve al fondo) decidimos hacer una pausa para comer algo. Ya son casi las 14,00 horas. Estamos a 1000 m. de altura.
Placenteramente comiendo nuestro exquisito manjar (bueno, son simples bocatas), y visto la hora que es, y lo que nos queda todavía de ruta. Decidimos eliminar la subida al pico Doña Ana y subir al Fraile que es el más alto. Estamos en Enero y poco después de las 18 horas el sol desaparecerá, y no queremos tentar a la suerte en nuestra triple aventura.


Tras media hora de comida, emprendemos la ruta. Ahora nos dirigimos hacia el collado del Navazo.


Una vez en el collado (1059 m), a nuestra derecha el pico Doña Ana.

 
A nuestra izquierda el pico Fraile, nuestro siguiente objetivo. En 40 minutos alcanzaremos su cumbre.


No hay ningun senderillo marcado, por lo que subiremos "a saco" buscando una pequeña alambrada que vemos allá en lo alto.


La Maroma ( techo de Málaga ), con la nieve caida en los últimos días.




Vista de los Tajos de Gomer.


Ya casi en la cumbre del Fraile, llegamos a la alambrada comentada anteriormente.
Allá abajo ya vemos el pueblo de Alfarnatejo, de donde partimos.


A nuestra izquierda seguimos la almbrada y en poco tiempo llegamos a lo más alto, al pico Fraile (1229 m)



Sobre las 15 horas llgamos al Pico Fraile.
Diez minutos contemplando las vistas, la foto de rigor y para abajo.




Ahora iremos cresteando. Con mucho cuidado, pues en algunos tramos hay unos buenos cortados.



Al fondo vemos el Pico Doña Ana, al cual no subimos.



Una vez terminado el cresteo, vemos una canal por la que poco a poco descenderemos.
Ya solo nos tenemos que dirigir hacia Alfarnatejo, que lo vemos allá abajo.


Ya cerca de la fuente del Conejo, desembocamos en la pista que cogimos cuando iniciamos de la ruta.
A las 16,30 horas ya estábamos en el aparcamiento.
Comentando entre nosotros, al final pensamos que podíamos haber subido al pico Doña Ana (hubiera sido una hora y media más aproximadamente).
Otra vez será .........


No hay comentarios:

Publicar un comentario