miércoles, 10 de agosto de 2011

Subida al Gorbeia (1481 m-Techo de Vizcaya) Julio/11


Datos de interés:


Lugar de partida: Localidad de Areatza (Villaro), a 10 km aparcamiento Pagomakurre (860 m)
Desnivel: 621 m
Desnivel acumulado: 621 m
Dificultad: Media-fácil
Duración: 4 horas
Fecha: 22-7-11
Distancia: 12 Kilómetros
Participantes: Rosa y Antonio

Gorbeia (Gorbea), una de las cumbres más emblemáticas de España, y a su vez una de las subidas más populares. Sobre todo el último y primer día del año, donde se brinda con cava para celebrar la despedida del año.

Como Muestra del arraigo popular de la cruz se canta la siguiente copla popular;


“En el monte Gorbea
en lo más alto hay una Cruz,
haciendo guardia a aldeas
de toda Arratia de ande eres tú.
El sol de madrugada
allá primero suele alumbrar
y yo pensando en Clara
cuidando ovejas suelgo cantar”

 

Nos situamos en la localidad vizcaína de Areatza, una vez allí, y en la plaza del pueblo, junto a la iglesia, una carretera que nos indica “Gorbeia parke naturala” nos llevará hasta el aparcamiento de Pagomakurre (10 km).


Una carreterilla estrecha en muchos de sus puntos y de una gran belleza por la frondosidad del lugar.
Son las 10,30, y como es natural por estos lares los montes mantienen la niebla.



 

Desde el aparcamiento cogemos la pista que sale de frente y que un cartel nos indica “Arraba 40, 2,8 km’”, este nos llevará a las campas de Arraba en 40 minutos.


Subiremos por la pista, y en unos 45 minutos estábamos en las campas de Arraba (200 m de desnivel).



Si el cielo estuviese descubierto desde hace ya tiempo se vería la cumbre del Gorbeia.





Al llegar a la campa hay un cartel, nosotros tiraremos por el que indica “Egiriñao 20’ que sale a la izquierda.


Bonito prado, verde muy verde, donde las ovejas, vacas, y caballos pastan y se alimentan saludablemente





La pequeña pista al poco la dejaremos, ya que esta nos llevaría al refugio de Ángel Sopeña (lo vemos desde aquí). Nuestro sendero será el de la izquierda (está indicado) que se adentra flanqueado por unos árboles.






Ahora pasaremos por un paso algo delicado, sin peligro alguno, pero fácil de resbalar, el paso de Aldepe se llega después de subir una fuerte pendiente y bordearemos una gran peña.


El sendero queda casi obstaculizado por las muchas ovejas melenudas por allí existentes.


¡Qué bonito lugar!, ¡qué paz, que silencio! Solo nosotros y este enorme paisaje. ¡Qué verdor!




Continuando el sendero ahora nos adentramos en un gran hayedo, hemos llegado a Egiriñao (1100 m) donde dejamos a nuestra izquierda el refugio privado del mismo nombre.




Hasta ahora el desnivel subido ha sido relativamente poco. A partir de aquí la tendremos toda la subida (400 m de desnivel).





El sendero seguido por unos hitos nos ascenderá hasta el collado de Aldamiñospe (1321 m). A la izquierda el pico Aldamin (1378 m), y a la derecha el Gorbeia.

Aquí la niebla ya nos invade, no vemos nada.


Tomamos como referencia mi altímetro, y unas esterillas que han colocado en  la tierra  para repoblarlo de hierba y por el que no se puede pisar. ¡Mala suerte, estas esterillas han finalizado!.

Nuestra referencia ha terminado. Estamos relativamente cerca y unos 70 metros de desnivel pero no se ve nada.


Al no haber camino marcado, echamos media hora en este tramo colocando hitos de piedra para guiarnos en la bajada. En el último tramo incluso clavamos los palos para tomarlo como puerta de bajada.

Ahí está, ya la vemos, una enorme cruz de 17 m de altura. Sin niebla se hubiera ido viendo desde casi el inicio de la ruta.




A los pocos minutos un montañero vasco nos pregunta si esos palos son nuestros, a lo que contestamos que si, y que lo hemos colocado como referencia de bajada.


Entonces el sonríe (o casi se ríe) y nos explica que la bajada por la vertiente vizcaína es siempre cogiendo la dirección de la cara de la virgen de Begoña, y la vertiente alavesa por la nuca de la Virgen. Hoy hemos aprendido algo nuevo.

Hemos tardado dos horas y media en subir (realmente dos, recordad media de hitos). Hace frío, la temperatura ha bajado bruscamente y hace un pequeño vientecillo helado. Así que unas fotos para el recuerdo y para abajo.


Volviendo por el mismo camino, en una hora y media estábamos abajo.


Según bajamos, la niebla levanta y el cielo queda totalmente despejado, y allá vemos, a lo lejos, una enorme cruz, la cruz del Gorbea.




1 comentario:

  1. Guapa ruta, que tenemos pensado hacer en próximas fechas, me gusta la descripción y trataremos de hacerla igual.
    Un saludo desde Asturias

    ResponderEliminar