jueves, 5 de febrero de 2009

Vereda de la estrella-La mosca-La Caldera-Los machos- (jun-08)


RUTA CIRCULAR POR SIERRA NEVADA

Escrito por Joaquín Pascual.

El finde pasado, 21 y 22 de junio, nos fuimos cuatro "locos" del club a pegarnos un palizón en toda regla por Sierra Nevada. La ruta propuesta era subir a la Laguna de la Mosca por la Vereda de la Estrella, Cueva Secreta y el río Valdecasillas el sábado. Y el domingo subir al Collado del Ciervo, bajar a La Caldera, coger la pista, llegar a la base del Cerro de los Machos, subir y bajar, seguir hasta la Carihuela del Veleta, bajar hasta la Hoya de la Mora, pasar por los Peñones de San

Francisco y bajar hasta el albergue de San Francisco, rodear el Barranco de San Juan pasando por debajo de la Morra o Puntal de Haza Mesa, de ahí al Cortijo del Hoyo, La Cortijuela y aparcamiento del Barranco de San Juan donde empezamos el día antes. Oye, cansa sólo de contarlo.SÁBADO 21 DE JUNIO.Salimos de Dos Hermanas a las cinco y media de la mañana. Sólo cuatro nos hemos apuntado a esta ruta. ¿por qué será?A las nueve y media salimos andando por

el comienzo de la Vereda de la Estrella en el Barranco de San Juan (1.200 m). En media hora llegamos a la altura del castaño centenario conocido como "el abuelo"; en una hora estamos a la altura del Puente de los Burros, hace calor. Luego viene la curva del ¡Oh!, donde se ve por

primera vez las imponentes caras nortes del Alcazaba y el Mulhacén.Llegamos al río Guarnón que viene de los Corrales del Veleta, hacemos una parada para refrescarnos. Allí es donde nace el Genil al unirse el Guarnón con el Real, que nace un poco antes de la unión del Valdecasillas y el Valdeinfiernos.En tres horas estamos en Cueva Secreta (1.750 m), allí hay un precario abrigo que puede alojar unas pocas personas en caso de apuro. Más arriba, por la ladera, dicen que hay otro mayor (la verdadera Cueva Secreta), yo no me he acercado a verlo.Un poco antes hemos dejado

la unión del Valdecasillas con el Valdeinfiernos. El Valdeinfiernos (que tenemos al lado) viene de la Laguna Larga, el Valdecasillas de la Laguna de la Mosca, nuestro objetivo del día. Bajamos al Valdeinfiernos y lo atravesamos por un puentecillo de madera, luego subimos al Collado de la Majada del Palo para pasar al valle del Valdecasillas, río que tendremos que remontar hasta la misma Laguna de la Mosca.Creo que bajamos demasiado cerca del río, el sendero "oficial" va más arriba, pero compensó el espectáculo de rápidos y cascadas que sin solución de continuidad nos

fue acompoñando hasta las dos de la tarde, hora en la que paramos a comer. Este fue un momento delicado, llevábamos cerca de cinco horas y sólo 300 m de desnivel, hacía mucho calor y las fuerzas flaqueaban. Decidimos llegar al Prado de las Víboras y luego ya veríamos.Allí

descansamos y vimos el subidón que todavía nos faltaba hasta La Mosca. "Piano, piano se llega lontano", así que para arriba y parando cada cierto tiempo que no había prisa. Algunas cabras nos miraban con curiosidad.Teníamos que pasar tres vasares o repisas antes de llegar a la meta, el espectáculo de chorreras y cascadas era imsuperable, lástima de ir tan cansados.La pendiente

se iba haciendo cada vez más fuerte, las choreras ganaban en verticalidad y en belleza. A nuestra izquierda tenemos el Espolón de la Alcazaba.Después de pasar el primer y segundo vasar llegamos a la chorrera de La Mosca y tenemos que atravesarla, buscamos el mejor sitio bajando un poco, ya que todavía queda bastante nieve.Y ya sólo nos queda superar el tercer vasar para llegar a la laguna. Tenemos que pasar por un nevero pero ya las fuerzas van muy justas, un

pequeño resbalón cuesta mucho trabajo superarlo.Y por una grieta nos colamos no sin antes ver todo lo que hemos subido, ¡qué lejos se ve la Vereda de la Estrella!A las siete de la tarde llegamos a nuestro objetivo, la Laguna de la Mosca (2.890 m), hemos superado un desnivel de 1.700 m en un día muy caluroso después de habernos pegado el madrugón y haber hecho el viaje desde Sevilla hasta Güejar-Sierra, misión cumplida.Una vez que hemos llegado parte del cansancio

parece que se evapora y hasta tenemos ganas de sonreir en la foto que nos hacemos al pie de la laguna, y es el que el sitio es espectacular. Estamos nada más y nada menos, que en la base de la cara norte del Mulhacén, la más alpina de Sierra Nevada. A continuación la cara norte de la Alcazaba, no menos espectacular. Sólo estamos allí nosotros y un matrimonio de Murcia que al día siguiente se volverán por el mismo camino.Montamos las tiendas en unas corraletas cercanas

al desagüe de la laguna y me doy un paseo por este sitio tan salvaje y maravilloso recreándome con lo que nos rodea: Juego de Bolos, Puntal de la Caldera, Collado del Ciervo, Mulhacén, Puntal de Siete Lagunas, Puntal de la Cornisa, Alcazaba..., fantástico. Cenamos con la puesta de sol asombrados por la tonalidades que toman las caras nortes de la Alcazaba y el Mulhacén con los últimos rayos del astro rey.A las diez de la noche nos vamos a descansar porque al día siguiente nos espera otro día a tope. A la una y media de la madrugada se levantó un fuerte viento que nos sacude las tiendas, pero luego se echa y, en general, la noche es tranquila y sin mucho frío. A las siete nos levantamos dispuestos de nuevo para la "batalla".DOMINGO 22 DE JUNIO.Los primeros rayos del Sol ya van subiendo por la loma del Mulhacén buscando su cima mientras la Luna todavía campea en el cielo; Hace fresquito, pero no frío.A las ocho y cuarto, después de haber quitado el campamento y desayunado, ya vamos subiendo el Collado del Ciervo camino de La Caldera. A nuestra derecha dejamos una hermosa laguna en la ladera del pico Juego de

Bolos.Tenemos que superar más de doscientos metros de desnivel por unas grandes pedreras evitando la nieve que está helada; por encima de La Mosca hay un lagunillo totalmente helado. Abajo, los murcianos quitan la tienda y recogen para emprender su regreso a casa.Llegamos al Collado del Ciervo (3.120 m) en una hora, hemos ido despacito para no quemarnos en el primer repechón, el día va a ser muy largo. Desde allí tenemos a la vista el techo peninsular, la cima del Mulhacén (3.482 m).Bajamos a La Caldera, el refugio está bastante limpio y a esa hora ya no hay nadie. La Laguna de la Caldera está todavía medio helada. Decidimos ir por la pista en vez del
sendero que bordea la laguna para ver el Refugio Forestal de Loma Pelá, más conocido como Villavientos, que no conocemos. Llegamos a las diez de la mañana y despertamos a los tres tíos que están allí durmiento, que tranquilones. El refugio está bastante bien para ocho o diez personas. Seguimos por la pista teniendo delante ya a nuestro próximo objetivo: el Cerro de los Machos.A nuestra derecha tenemos los Crestones de Río Seco y a nuestra izquierda Los

Raspones. Un poco más abajo, las Lagunas de Río Seco todavía están medio heladas. El paisaje es bellísimo; algunos ciclistas pasan junto a nosotros.Llegamos al Collado del Lobo y nos asomamos un poco para hacer fotos, por allí se puede ir a la Laguna Larga pero, ¡mi madre, qué pendiente! Seguimos hasta el hito que marca la subida al Cerro de los Machos. Rufino, que ya lo ha subido en otra ocasión se queda con las mochilas y los demás tiramos para arriba.En media hora llegamos a su cima (3.329 m) y las vistas no pueden ser más impresionantes hacia los grandes "tresmiles", hasta se ve a la Laguna Larga, donde nace el río Valdeinfiernos. Hace un fresquito agradable sin llegar a tener sensación de frío.Nos hacemos la foto de cumbre con el Veleta detrás, y empredemos la bajada por el mismo camino. En una hora estamos reunidos todos de nuevo.Reanudamos la marcha hacia la Carihuela del Veleta, allí tenemos que pisar un tramo de nieve cerca del refugio gemelo del de La Caldera. Aquí suele durar la nieve hasta entrado el verano.Una vez en el collado nos despedimos del Mulhacén y empredemos la bajada hasta la Hoya de la Mora cruzándonos con muchos domingueros que caminan por la pista. A nuestra izaquierda los Tajos de la Virgen todavía tienen bastante nieve, los Lagunillos están medio helados.Después de pasar un tramo de la pista donde todavía se acumula la nieve a ambos lados, empezamos a recortar las revueltas de la pista por senderillos que la trochan y a las dos y media estamos en el bar del Albergue Universitario de la Hoya de la Mora (2.500 m) ¡Cómo sabe esa cerveza! A las tres estamos subiendo por la pista que hay detrás del albergue a los Peñones de San Francisco.En pocos minutos estamos arriba y empezamos a bajar hacia el Albergue de San Francisco por un empinado cortafuegos. El edificio es inconfundible por su cúpula rojiza. En poco tiempo hemos bajado 300 m, empieza a hacer calor. Ahora nos espera una gran revuelta,

siguiendo una acequia nos vamos a la derecha para salvar la cabecera del Barranco de San Juan y pasar al otro lado.Atravesamos el arroyo por un puentecillo de madera, antes hemos descansado un rato y nos hemos refrescado los pies en sus frescas aguas, era justo y necesario. Una vez que se pasa el puentecillo hay que coger el sendero que pegado al arroyo baja, no el que sube. No nos interesa subir a la Morra o Puntal de Haza Mesa, sino seguir a media ladera.Una vez superado el Puntal de Haza Mesa giramos a la izquierda siguiedo la loma y pasado junto a un cortijillo en

ruinas, pronto encontramos un sendero de ganado que baja con fuerte pendiente hacia el Cortijo del Hoyo, cuyas ruinas vemos abajo, en medio de un robledal. Ahora estamos al otro lado del Barranco de San Juan, en frente el Albergue de San Francisco, menuda vuelta hemos dado, pero no queda más remedio. Güejar-Sierra hace de punto de mira.A partir del Cortijo del Hoyo encontramos el sendero señalizado que va al Cortijo del Hornillo. Ya sólo queda seguirlo en dirección Oeste y, pasando por encima de las Canteras de Serpentina y las Casas de la


Hortichuela, salir a la Vereda de la Estrella diez minutos antes de su comienzo.En este último tramo de la bajada hemos pasado mucho calor, menos mal que no nos ha faltado el agua. Los insectos, ajenos a nuestra fatiga, se afanan por alimentarse (hasta tres en la misma flor) que su vida es muy corta.Y once horas después de haber comenzado a caminar esta mañana llegamos al bar de Librado donde nos refrescamos convenientemente. No quiero saber ni los kilómetros, ni los desniveles que he hecho hoy.Llegamos a casa justo para ver los penaltis del España-Italia.Mapa del Parque Naacional de Sierra Nevada (La Alpujarra y el Marquesado del Zenete), Escala:1/40.000 de la Editorial Penibética

No hay comentarios:

Publicar un comentario