jueves, 11 de diciembre de 2008

Subida al pico Caro (techo de Tarragona-1447 m) 22-8-08


SUBIDA AL PICO CARO

Techo de Tarragona




He aquí nuestra última subida a los techos catalanes.
Para realizar esta ruta nos tenemos que situar en la ciudad de Tortosa (Tarragona), y desde aquí dirección a Roquetes, y después hacia els Reguers. A unos tres kilómetros, una carretera nos lleva hacia el Parque natural de Els Ports


Datos de interés:

Lugar de partida:
Tortosa, els reguers, P.n els ports, refugio caro. (1090 m)
Altitud: 1447 m
Desnivel: 357 m
Dificultad: media-baja
Duración: 4-5 horas
Fecha: 22-8-08
Longitud: 9 km.
Participantes: Rosa, Manolo S, Joaquín, Rufino y Antonio




Al poco, la carretera empieza a coger altura, y a medio camino realizamos una parada para contemplar el bello paisaje, y en éste, en una gran peña, una escultura de una cabra montés preside su cima. Una vez superado el gran desnivel llegamos a una zona llana boscosa, donde las casas, bares, y algunos chalets invaden la zona. Nosotros debemos localizar el refugio Caro, que es donde esa noche pernoctaremos. Estamos situados en la conocida como colonia de los puertos.
Tengo que decir que a esta cumbre se puede acceder por una carretera hasta la misma cima. Nosotros obviamente desechamos esa opción y la quisimos subir a pie, ya que habíamos leído que la subida tenía su atractivo.

Así que sobre las 11 h salimos junto al refugio, y Rosa, Joaquín, Manolo Sánchez, Rufino y yo empezamos a andar.

Según salimos de la indicación del refugio (1090 m), cogeremos el carril que sale a la derecha, y a 1 kilómetro aproximadamente, tras pasar algunas casas y un bar, sale una pista en la parte izquierda indicada con un palo. A los pocos metros abandonamos la pista, y en la parte izquierda sale un sendero balizado con marcas rojas y blancas que se adentra en un frondoso bosque. Esta senda nos llevará hasta el collado de pallers (1200 m, y una hora de camino).

Llegado a este punto debemos abandonar el sendero y giraremos hacia la izquierda, por una zona de grandes rocas. Desde aquí las vistas de algunos cañones, peñas y cortados son espectaculares. Seguiremos avanzando por la arista de este monte marcado con hitos de piedra. Al fondo, ya vemos las grandes antenas que coronan y afean este pico.

Dirigiéndonos hacia él (parece estar cerca), nos encontramos con unos paredones, que debemos esquivar por un sendero bien marcado que baja por la parte izquierda.
Sobre las 13 h llegamos a la cima. Tras la foto de rigor y el merecido bocata empezamos a bajar.
Debo de indicar que las vistas con esas inmensas antenas y el ruido que desprenden, se agradece estar poco tiempo.

Arriba, le preguntamos al guarda forestal por el camino de bajada, y el muy amablemente con un acento catalán cerrado, nos indicó la senda a acortar por la carretera de bajada.
Ya sobre las 15:30 h llegamos a la colonia de Els ports, y aprovechamos para tomar un café en la terraza de un bar de la zona, y a la vez hicimos tiempo hasta que abriesen el refugio sobre las 17 h.

Aprovecho para decir que este refugio nos costó 24 euros en media pensión, y que de todos los refugios que habíamos estado, sin lugar a dudas era el mejor. Lo regenta un matrimonio con dos críos (ahora dos, estaba embarazada). La comida está exquisita, hecha a conciencia, con sabor, para degustar.

En torno a esa hora, el cielo se fue ennegreciendo, los truenos ensordecían, y la lluvia empezó a caer.
Yo aquí sentado, en el refugio, tras la ventana contemplo llover. Como si de un día de invierno se tratase, aquí sentado, disfruto de este frondoso bosque, y aprovecho para escribir estas líneas, donde de vez en cuando la hija de la señora del refugio me llama la atención. Por cierto, un agradable y suculento olor a pollo viene de la cocina. ¡Cómo huele! ¿Gustáis?..

No hay comentarios:

Publicar un comentario