martes, 12 de enero de 2010

Subida al Navazo Alto (1395 m) Enero/10


Travesia desde Ubrique-Benaocaz-Subida al Navazo Alto-Villaluenga del Rosario

Desnivel: 1.050 m
Distancia: 10 km
Dificultad: Media-alta
fcha: 9/1/10
Club de senderismo y montañismo: Señal y camino (18 paricipantes)


En estos primeros días del mes de Enero, días gélidos e invernales, con un frío polar venido del norte de Europa, nos adentramos a realizar esta ruta, que en forma de travesía subiermos al Navazo alto, allá en la provincia de Cádiz.
Con -3º cuando nos desplazamos en coche a la localidad de Ubrique, según avanzaba el día, las temperaturas fueron más benévolas con nosotros.
Antes de llegar a Ubrique, dejaremos algún coche en la localidad de Villaluenga del Rosario, para que una vez finalizada la ruta, nos podamos trasladar los conductores hasta Ubrique.
Estamos situados en la fuente de los nueve caños. Aquí cogeremos la calzada romana que nos llevará hasta Benaocaz, tras una hora y diez minutos.
Son las 10,30 y empezamos la ruta.

La fuerte y extensa lluvia caida en las semanas anteriores, hace que por la calzada corra el agua como un río sediento en busca del mar.

Estamos subiendo un desnivel de unos 475 m, pero no se aprecia, ya que el recorrido es largo
(4 km). Aún así, empezamos a desprendernos de la mucha ropa que llevamos adosadas al cuerpo.
!Vaya con el pronóstico de frío¡


Ya estamos en Benaozaz, aquí nos dirigimos hasta la parte alta del pueblo, donde buscaremos una Ermita


Junto a un pequeño prado, donde las vacas pastean a sus anchas, nos encontramos una angarilla, al lado de una casetilla. Por aquí nos adentraremos.
A partir de aquí, buscaremos un senderillo que poco a poco nos irá ascendiendo hasta la gran pared que tenemos de frente.

El pueblo de Benaocaz, queda allí abajo, blanco y orgulloso domina parte de la sierra.


Ya junto a la gran pared, el desnivel se hace más pronunciado, y al estar en la cara norte, la nieve y algunos trozos de hielo son más persistentes. Así que ojo con los resbalones.


Los carambalos en las rocas de la pared forman curiosas figuras. Las agujas afiladas de hielo caen en algunos tramos casi por sorpresa.

La temperatura nos ha bajado hasta 1,2º











Seguiremos por el senderillo hasta alcanzar una pequeña portilla, la cual pasaremos y desembocaremos en un pequeño collado.
Aquí haremos una pequeña parada para reponer fuerzas. Son las 13 horas, llevamos dos horas y treinta de ruta.


Ahora durante un kilómetro aproximadamente seguiremos avanzando por una zona menos pronunciada y con algunos ejemplares de encinas. Desde aquí podemos disfrutar de unas hermosas vistas de toda la sierra.
Aquí se ha acumulado algo más de nieve, incluso todavía queda bastantes restos sobre los árboles.








Ya estamos muy cerca de la cumbre. Tras pasar una sima perfectamente visible en la parte derecha del sendero, el camino nos asciende en el último tramo hasta alcanzar la cima.





Ya hemos llegado, son las 14 horas (dos horas y treinta de subida), y estamos a 1395 m de altitud.
Bonitas vistas: al fondo, el mar, Marruecos, y el peñón de Gibraltar. Por el otro lado, el Torrecilla, totalmente nevado.






Y como simpre, aquí la foto de grupo, para inmortalizar el momento.
Aquí arriba, unos 45 minutos, saboreando nuestros exquisitos manjares (bueno, son simples bocatas), pero manjar con hermosas vistas.

Ya toca bajar, así que allá vamos, buscando la localidad de Vilaluenga del Rosario.
Bajaremos por la dirección contraria de la que vinimos. Así que seguiremos por la cuerda durante unos 500 metros aproximadammnte, y llegaremos hasta un pequeño collado (1230 m).
Aquí hay una bifurcación, a la izquierda el Navazo hondo, en forma de un extenso llano, y a la derecha el que nos llevará directamente a Villaluenga del Rosario


Aunque parece estar cerca, todavía nos queda una hora por llegar.
El sendero perfectamente señalizado, poco a poco nos va bajando, bordeando algunas zonas de rocas y pequeñas paredes.



Este último tramo, por un canalón, con desnivel de unos 450 metros, se hace más pesado.
Además, hay que ir con mucho cuidado, ya que el terreno está muy resbaladizo.
Según bajaba pensaba "la subida al Navazo alto desde Villaluenga tiene un buen desnivel, y to pa arriba"
Bonita vista del pueblo, con su llamativa plaza de toros cuadrada.
Sabéis que, esta plaza de toros aún siendo muy pequeña, es la que más espectadores tiene.
¿ ?, Recordad estamos viéndola desde hace un rato.
Bueno, pues ya hemos llegado, 5 horas y 45 minutos de ruta. Un bonito día, con un sol radiante, y temperaturas bastante aceptable.
¿Que toca ahora?, el cafelito.

1 comentario:

  1. Ayer llegamos de hacer la misma ruta. De milagro, porque la bajada a Villaluenga está señalizada ¿señalizada?, nos perdimos buscando una, cualquier señal. A base de descolgarnos por las rocas "aterrizamos" en la Ermita del Calvaraio. Calvario de bajada. Todavía nos tiemblan las piernas. ¡Uuff! no lo recomiendo para aficionados.

    Javier González

    ResponderEliminar