jueves, 4 de diciembre de 2008

Subida al San Millán (techo de Burgos-2131 m) 23-8-07


SUBIDA AL PICO SAN MILLÁN

Techo de la provincia de Burgos



Enclavado en la sierra de la demanda, y perteneciente al parque natural del mismo nombre, y con más de 80000 hectáreas. Este lugar está repleto de grandes bosques de robles y hayas salpicados por las laderas de las montañas.
Aunque es verdad que en esta zona han proliferado un exceso de pistas forestales que suben casi a las mismas cumbres, más cómodos y fáciles para las subidas, pero lesivos para el entorno.


Datos de interés:

Lugar de partida: Pineda de la Sierra (1204 m)
Altitud: 2131 m
Desnivel: 927 m
Tiempo: 5 horas y treinta minutos
Dificultad: media
Fecha: 23-08-07
Participantes: Rufino, Joaquín y Antonio

Nos situamos en la pequeña localidad de Pineda de la sierra, aquí hemos dormido, y desde aquí partiremos para nuestra ruta.
Son las nueve de la mañana, el día gris, cae una pequeña llovizna, y las nubes no dejan ver las cumbres.

Joaquín, Rufino y el que subscribe, empezamos a debatir si debemos subir. El pronóstico del tiempo es incierto, y lo más que puede pasar es que tengamos que volver.
De este modo, bien arropado, con chubasquero y paraguas empezamos la subida.

Desde el pueblo nada más cruzar el puente sobre el río, sale un camino en dirección este que se dirige hacia la larga loma de la umbría de los helechares. En este primer tramo la pendiente se hace un poco fuerte, aunque no larga, hasta llegar a un pequeño bosquete.


El camino es ancho, cómodo y sin pérdida alguna. Solo tendremos que seguir andando en un largo camino sobre la loma de la montaña, el desnivel casi ni se nota, tiene una larga aproximación.



La lluvia a intervalos aprieta, para y durante la marcha no dejamos de abrir y cerrar nuestros paraguas. A nuestro paso van apareciendo algunos bosques de robles, y las rapaces hacen su presencia con su vuelo elegante.
Seguimos avanzando por la loma hasta alcanzar el lugar conocido como “los tres mojones” (1945 m; 2 horas 30 m).

Son tres grandes apilamientos de piedras, que desde muy lejos se ven.
Las nubes en nuestro andar, aparecen y desaparecen, como si con nosotros quisieran jugar, pero son generosas, y según avanzamos se apartan para seguir viendo el camino.
Ya vemos el hito, solo tenemos que llegar. La vista de toda la sierra de la demanda es soberbia, con el pico San Lorenzo al fondo y la sierra de la Mencilla en dirección suroeste.
Aquí casi en la cumbre, una cruz hace su presencia, y cerca un pequeño refugio para protegernos de inesperadas inclemencias del tiempo.

Aquí arriba un cartel de un grupo montañero nos dice:
“los valores que enaltecen al ser humano se manifiestan con todo su esplendor en lo más alto”.

No hay comentarios:

Publicar un comentario