jueves, 5 de febrero de 2009

3000 Occidentales (julio-08)



TRAVESÍA DE 3000S EN SIERRA NEVADA


Ficha técnica:

Lugar de partida: Hoya de la Mora (2500 m)
Picos subidos:
-Crespones río seco (3198 m)
-Loma Pelada (3187 m)
-Puntal de la caldera (3226 m)
-Juego de bolos (3018 m)
-Mulhacen (3482 m)
-Veleta (3398 m)
Desnivel acumulado: 1000 m
Distancia recorrida: 25 km
Dificultad: alta
Fecha: 19-20 julio 2008

En esta ocasión Rosa y yo nos iremos a Sierra nevada, donde realizaremos una pequeña travesía de fin de semana por algunos picos de 3000 m.

Nos situamos en la carretera que sube desde Granada hacía la estación de ski de Prado llano, y después dirección Hoya de la Mora, donde se encuentra la zona del albergue (2500 m).
Aquí, cogemos el microbús que nos llevará hacia las posiciones del Veleta (antiguos asentamientos de la guerra civil). Este microbús sale cada hora y media, desde las 8 de la mañana hasta las 5 de la tarde. Si Sacamos el billete de ida y vuelta lo conseguiremos por 8 euros (4,80 si es solo ida).
A las 12,30 acoplamos las mochilas al vehículo, y en media hora ya estábamos en las posiciones (3050 m).

Si se quisiera subir al veleta, una pista nos llevará directamente hacia arriba, pero será mejor tirar por el sendero que en la izquierda de la pista, perfectamente señalizada con un hito, nos acortará bastante, aunque con mayor desnivel. En casi menos de una hora se alcanza la cima.

Nosotros ahora no subiremos. Seguimos por la pista, y en unos 10 o 15 minutos cogeremos por un sendero en la parte derecha que nos llevará hacia el refugio de la carihuela del veleta (3200 m).
Seguiremos avanzando por la pista, y a unos 30 minutos, un hito en la parte izquierda nos desvía por un sendero que de nuevo desembocará en la pista. Son dos alternativas distintas: la pista más cómoda y aburrida, el sendero más atrevido, e incluso con algún riesgo, ya que llega un momento en que el camino tiene que pasar por un pequeño cortado.
El paso es estrecho, y para ello han habilitado unas cadenas adosadas a la roca, que obligatoriamente hay que agarrarlas para poder pasar.

De nuevo en la pista, el cerro de los machos (3327 m) imponente a nuestra izquierda saluda majestuosamente a su hermano, el Veleta. Si se quiere subir, en menos de una hora se alcanza la cima. Nosotros como hacía poco más de un mes que lo habíamos subido lo pasamos de largo. Al
poco, y siempre por la pista, en nuestra izquierda una apertura entre las rocas nos llevará hacia el collado del lobo. Imponente este mirador, con vistas espectaculares, donde no te cansas de contemplar tanta belleza. El Alcazaba, el Mulhacen, el
Veleta, la laguna larga, el río alhorí. Son tantos los sitios donde mirar, para contemplar, que os puedo asegurar que los quince minutos no hay quien os lo quite en esta pequeña balconada.
Seguimos de nuevo por la pista, y tras pasar un encajonamiento de las rocas en la pista llegaremos a otro lugar mágico, los Crestones (3198 m) y los Raspones

(3120 m) de río seco. Unos quedan a mano izquierda y otros a la derecha respectivamente, y ambos rodeando a la laguna de río seco. Estos pequeños picos forman especie de una pequeña sierra, algunos son cuchillas, otros parecen grandes dientes. Crean un bonito entorno, donde el color oscuro de su piedra refleja sobre las aguas de la laguna.

Nosotros osadamente subimos a unos de los “dientes” de los Crestones que quedan junto a la pista.
Y de nuevo seguimos por la pista durante otros treinta minutos.
Ahora es el momento de abandonarla, aunque se puede seguir hasta la misma laguna de la Caldera (en la base del Mulhacen). En la izquierda hay marcado un sendero que nos subirá hasta el puntal de Loma pelada (3187 m), que nos llevará igualmente hasta la laguna de la caldera, pero evitando la pista que rodeará toda la loma pelada.
En media hora estaremos en la cima.

Unas vistas espectaculares: abajo la laguna de la Caldera con el refugio del mismo nombre, en frente el Mulhacen y la Alcazaba, y sobre la laguna el puntal de la Caldera (3226 m) que será nuestro siguiente objetivo.
Aquí arriba y tras tres horas de camino desde que empezamos a andar, nos despojamos de nuestras mochilas y empezamos a comer. Media hora de relax, disfrutando de unas excelentes vistas.

Son las 16:30, y empezamos a bajar por el sendero que se ve a media ladera, y que nos lleva directamente hacia el refugio de la Caldera, en media hora ya hemos llegado.
Ubicamos un sitio para dormir esa noche, y dejamos las mochilas en el refugio para aligerar el peso en las próximas subidas.
De este modo, con cámara en mano, bastones y algo de líquido subimos al puntal de la caldera, que queda justamente a la espalda del refugio.

Según una crónica que había leído para dicha subida, debía subir al collado del ciervo y desde aquí cresteando hasta la cumbre. Pero cuando subíamos, veía que nos desviábamos mucho hacia la derecha, así que decidimos enfilarla más directamente. Tiene un pequeño cresteo

en la parte última, con caídas de piedras, y nunca mejor dicho es un puntal, estrecho, y con poco espacio para moverse. Pero unas vistas espectaculares: a lo lejos el veleta y el cerro de los machos, a nuestros pies la laguna de la mosca y la Caldera y en frente como dos moles majestuosas el Alcazaba y el Mulhacen. Y sobre la laguna de la mosca nuestro siguiente objetivo el pico de juego de bolos (3018 m). Desde aquí bajamos cresteando por unos cortados delicados, donde los neveros entorpecían nuestra bajada. Con mucha precaución en algunos pasos llegamos a Juego de Bolos (3018 m) tras casi una hora de caminata.
Impresionantes los colores oscuros del Alcazaba sobre la laguna de la mosca a esta hora de la tarde.
Son ya las 19:00 h, tras diez minutos de disfrute, ahora ya si nos dirigimos hacia el refugio de la caldera por el collado del ciervo (3120 m). A las 20:00 h llegamos al refugio.
Buena hora para asearnos un poco en la laguna de la caldera e hidratarnos con líquidos y algo de comida.

El refugio de la Caldera (3085 m) habilitado para dormir 18 personas, pero según las circunstancias se adapta a cualquier situación. Este fue nuestro caso, sacos de dormir por los suelos, mesa y bancos. Ya entrando la noche, a lo lejos, desde Loma pelada y la pista del mulhacen, cuatro huéspedes más, dos en bicicleta y dos a pie. Como buenos montañeros solidarios, se les hace hueco y se acoplan en el suelo. En total en torno a 30 personas pernoctamos, unos de cerca, otros de más lejos y otros incluso de más allá de nuestras fronteras. Todos deseosos de subir a la cumbre más alta de la península, el Mulhacen.(3482 m)
Ya sobre las cuatro y media de la mañana algún que otro despertador empieza a sonar, y los frontales empiezan a iluminar.

Yo con el ruido me tengo que levantar, y fuera un grupo de al menos 20 montañeros empiezan su subida hasta la cumbre más codiciada.
Un serpenteo de luces suben hacia el Mulhacen, todos en grupo, algunos más rápido, otros a su ritmo, pero todos subiendo.
Era demasiado temprano para nosotros, así que nos echamos a dormir un rato y a las ocho de la mañana emprendimos nuestra subida. Aunque ya el año pasado lo habíamos subido, nos daba pena no subirlo de nuevo. Con un desnivel de unos 400 m, el sendero está perfectamente señalizado, o mejor dicho, trillado. En una hora ya estábamos el la capillita que corona la cumbre. Las vistas son impresionantes, donde las brumas embellecen más el paisaje al asomar por el horizonte.

Cinco minutos arriba y de nuevo hacia el refugio. Nos cambiamos de ropa más fresquita y sobre las 10:30 de vuelta hacia el refugio de la carihuela del veleta, todo el tiempo por la pista. A las 13:00 ya estábamos en el refugio. Aquí teníamos que decidir si dirigirnos al pico elorrieta (una hora y media de camino) o subir al Veleta (poco más de media hora). Estábamos un poco cansado, y el tiempo amenazaba con
una pequeña llovizna, así que visto lo visto subimos al veleta (3398 m), allí comimos, bueno yo no, estaba algo fatigado. Nos echamos a descansar 15 minutos resguardado del fuerte viento cerca de la cumbre del veleta, y a las 14:15 h bajamos hacia las posiciones del veleta con idea de coger ya el microbús, que aunque nosotros lo habíamos reservado para las 17:15 h, intentamos coger el de las 15:45 h. Tuvimos suerte y lo pudimos coger.
Ya desde Hoya de la Mora sobre las 17:00 h partimos para casa llegando sobre las 20:00 h.

No hay comentarios:

Publicar un comentario