lunes, 27 de junio de 2011

Subida a la cruz de viznar (1556 m-S.Huetor-Granada) y nocturna Junio/11



......... Bajo las estrellas, a cielo abierto dormiremos.
Ahí veo una estrella fugaz, a gran velocidad muere al poco de nacer.
En el silencio de la noche, algun silvido lejano se escucha.
Duermo, pero al poco mis ojos se vuelven abrir, quizás a conciencia para disfrutar
de este cielo estrellado


Nos situamos en el Parque Natural de la Sierra de Huetor, cerca de Sierra Nevada, allá por tierras granadinas. Estaremos el fin de semana, varias rutas por delante incluyendo una nocturna.
Estamos en la localidad de Viznar, desde aquí nos trasladamos al centro de visitantes Puerto Lobo a un par de kilómetros escasos

Seis socios del club, más dos que vendran esta tarde. Esta será la cuadrilla de montañeros, amantes del campo  y sobre todo compañeros.
Antes de iniciar la ruta, hicimos una visita al centro de interpretación Puerto de Lobo viendo un bonito reportaje de la Sierra de Huetor

Subida a la cruz de Viznar y circular hasta cueva del agua
Una interesante ascensión a la cruz de Viznar ( 1556 m). Partiremos desde el mismo centro de visitantes, a unos 1200 metros de altura. Son las 12 de la mañana, y cinco compañeros empezamos a subir con una temperatura que se prevee alta


El camino está perfectamente señalizado, aunque varias veces hay desdoble de senderos, pero todos llevan al mismo sitio. Iremos avanzando bajo un pequeño bosquete de pino carrasco.


La gran cruz que preside la cumbre la vemos desde que partimos del centro de visitantes, solo tendremos que ir subiendo poco a poco

A los 45 minutos llegamos a un pequeño collado, hacia la derecha la cruz de Viznar. Después seguiremos hacia la cueva del agua


En el último tramo está algo más rocoso, pero un pequeño sendero lo rodea por la parte izquierda





Ya hemos llegado, algo menos de una hora.
Como era costumbre, cada municipio debía coronar su pico mas alto con una gran cruz.
Hermosas vistas de Sierra Nevada, la vega de Granada y algunas localidades de la Sierra de Huetor


Una frutita, algo de liquido y a seguir la ruta.
Ahora tiramos dirección a cueva del agua que nos separan unos dos kilómetros



Tras avanzar por las sombras de un bosque de pino (menos mal que de vez en cuando corre una pequeña brisita, en el sol hace muchísimo calor) en algo más de media hora llegamos a la cueva del agua.

Se trata de una espectacular cavidad cuyo expolio ha obligado a cerrar su acceso y solo puede observarse desde fuera, aunque para los mas atrevidos hay un pequeño hueco en el que arrastrandose se puede pasar y  contemplar esta belleza interior



Las imponentes vistas de Sierra Nevada desde el mirador de la cueva del agua.



El sendero ahora ya nos desembocará en una pista, la cual tras otros cuatro kilómetros nos llevará al centro de visitantes


Durante el trayecto podemos comtemplar un impresionante barranco donde de fondo tenemos las blancas nieves de Sierra Nevada



Un cartel nos indica que podemos desviarnos hacia el cerro del Maúllo ( a solo 900 m) para ver el castillo fortificado que fue trinchera en la Guerra Civil. Hace demasiado calor, seguiremos de frente hacia Puerto Lobo.


Ya estamos de vuelta, son las 16,00.  Cuatro horas de ruta, unos 13 km, y unos 400 metros de desnivel.

Y ¿que toca ahora?
........Ahí tenemos el bar, a 200 metros del centro de visitante, y junto al area recreativa de Puerto Lobo



Tras las cervezas, una pequeña siesta de media hora.


Desde el centro de visitantes  iniciamos otro pequeño sendero (algo trágico) de solo 2,5 km y una hora.

 El barranco de Viznar
Descenderemos hacia el area recreativa de Puerto Lobo por un paisaje de pinos el cual nos llevará a un paraje denominado Los Barrancos, lugar donde se cree fue fusilado el poeta García Lorca. Al igual que otros tantos granadinos.


Un pequeño monolito nos dice "Lorca eran todos"


Cogemos el coche y de nuevo salimos a la A-92 para dirigirnos a la zona de acampada controlada de Florencia, salida 264, y seguir dirección Prado Negro/Las mimbres, después ya está indicado Florencia. A uns cuatro km de la autovia.


Hermoso lugar para pasar la noche, aquí se unieron a nosotros Maria Luisa y Gregorio. Son las 20,30 horas, y este lugar está en torno a los 1000 metros de altura



Esta equipado con agua, servicios, barbacoa,bancos etc, en un bello entorno.
Así que a cargar bartulos de comida, preparar la mesa y acomer.

Así fue y así suceduió.
Bebimos, comimos, charlamos y sobre todo nos reimos, y así hasta las 00,15 horas.

Aislantes, colchonetas y preparación del saco de dormir. Hasta mañana que hay que madrugar. 

Ring, ring, ring, ring. La alarma de los móviles suena, son las 5,00, hora de despertar.
En media hora todo recogido y en los coches.
Nos dirigimos para ver el amanecer en el Cerro Corzo-Mirador de la Mina. Para ello salimos a la carretera (giraremos hacia la izquierda cuando salgamos de Florencia), y a unos 3 km nos encontramos una pista. Aquí dejaremos los coches.


Frontales preparados y mochila con termos calentitos, galletitas, dulces y otros tantos manjares para degustar viendo el amanecer en el cerro Corzo

Cogeremos la pista, la cual en pocos minutos nos llevará a la casa de la mina (muy en ruinas), seguiremos avanzando (unos dos kilómetros, 200 metros de desnivel y una media hora).


Son las 6,45 de la mañana. Ya aquí arriba todo preparado para comtemplar el amanecer.
Mientras tanto nos calentamos con nuestro cafelito, y degustamos nuestros manjares

Ya queda poco, ahí está.






Para inmortalizar el momento.


Hermosas vistas de las montañas de Huetor, Sierra Nevada y Sierra Harana


Tras una hora y media aquí arriba disfrutando del amanecer y de unas hermosas vistas, empezamos a descender.




Una vez en la casa de la mina en  ruinas, Rosa, Toñi, Manolo y yo decidimos hacer una rutita por las acequias de las fardes con dirección Prado Negro
10 kilómetros, unas tres horas y sin desnivel practicamente ninguno.
Son las 8,00 a.m

El sendero perfectamente señalizado, en la primera parte atraviesa un bosque de pinos, y poco a poco se adentra hasta alcanzar las acequías


Agradable paseo, donde de frente siempre teniamos las imprsionantes paredes rocosas de Prado Negro




El color de las flores, de las mariposas.
El agua al correr por las acequías.


Hasta aquí llegariamos, donde hay una pequeña balsa y el paisaje queda más abierto.
El sendero sigue pero nosotros volveremos.

A la vuelta sobre las 11 de la mañana recogimos a los otros compañeros y de vuelta a Sevilla.

Sierra de Huetor, casi desconocida. Pocos la visitan.
Demasiado cerca de Sierra Nevada para que la gente venga aquí.
Quizás mejor, así que los que amamos la naturaleza también buscamos el silencio de las montañas, y aquí sin lugar a dudas la hemos encontrado.

No hay comentarios:

Publicar un comentario