jueves, 11 de diciembre de 2008

CINQUE TERRE ( ITALIA ) Agosto/87


CINQUE TERRE ( ITALIA )

CINCO JOYAS ASOMADAS AL MAR


"En este litoral (hay) cinco castillos casi a la misma distancia entre ellos: Monterosso Vernazza, Corniglia, Manarola y Riomaggiore; no sólo en Italia, sino también entre los Galos y Británicos son célebres por la superioridad y nobleza de su vino. Espectáculo digno de admirar son sus montes, a veces con pendiente suave, pero a veces tan escarpados que incluso los pájaros se cansan cuando los sobrevuelan, pedregosos, no retienen el agua, sembrados de viñas tan esbeltas y frágiles que parecen hiedra: de estas viñas nace un vino para una mesa real". De este modo describía el escritor G. Bracelli, sobre este rincón de Italia, cercana a la localidad de La Spezia en 1448.



Pocos kilómetros separan estas cinco villas entre si, toda de costa rocosa en la región de Liguria occidental, al norte de Italia. En sus extremos dos cabos los protegen, y en el centro cinco pueblecitos meridionales escondidos entre espolones de piedra o colocados como racimos en pequeñas ensenadas.
Actualmente forman un Parque Natural y son un territorio tutelado por la Unesco desde 1997.
Andando o en tren hay que recorrerlo, pasear, y disfrutar de unas impresionantes vistas. La recompensa está al final, pueblos con un encanto especial, pequeños barcos de pescadores aparcados como si de coches se tratasen en las empinadas cuestas, sus colores azules, rojos, verdes y otros más conjugan a la perfección con sus iguales del mar, cielo y campos de viñedos.




Sus calles, a veces, en forma de laberinto invitan al viajero a descubrirlas, las cuestas no cansan, o por lo menos se neutralizan con su tremenda belleza.
La costa llena de precipicios, barrancos y acantilados que a menudo son casi verticales, hacen que este paisaje se haya convertido en una verdadera "obra de arte" de la naturaleza.
Monterosso al Mare es la localidad más soleada, fresca y equipada de los cinco pueblecitos: con sus playas y sus muchos hoteles y restaurantes, con sus tiendas artesanales y varias bodegas. El pueblo está dividido en dos partes: el casco viejo y Fegina; la colina de San Cristóbal y la parte vieja de la ciudad, protegida por un espolón rocoso, conserva todavía las características estructurales del pueblo marinero. Pequeño puerto natural con forma de anfiteatro y quizás el pueblecito más pintoresco y característico de las "Cinque Terre".



Vernazza fue un importante punto estratégico para Génova durante la época de las Repúblicas Marineras y también por la fama de sus maestros en la fabricación de hachas. Merece la pena dar un paseo por todo el pueblo dominado por una torre albarrana y por los restos del Castillo". En la plaza que da al mar emerge la iglesia de Santa Margarita de Antioquia
Atrincherada sobre un escarpado promontorio, con dos elegantes playas a ambos lados, desde la estación de tren se llega a Corniglia a través de una larga escalinata que lleva hasta el pueblo. Desde el Belvedere, una estupenda terraza sobre el mar se puede disfrutar de una vista impresionante sobre el pueblo de Manarola.
La estructura se sus calles formada siempre por empinadas escalinatas y las casas de piedra vieja nos hacen sentir sensaciones de las antiguas villas del medioevo


Manarola se extiende a lo largo del curso del torrente y es quizás el más pequeño de todos, realmente consta de una calle principal en forma de cuesta y a ambos lados de la misma, multitud de escalerillas suben hacia las casas que siempre quedan en alto.
Desde Manarola a Riomagore por un sendero, nos separan dos kilómetros y veinte minutos de recorrido, quizás por uno de los caminos más bellos del mundo, y con razón, recibe el nombre de “ la vía del amor “.
Riomaggiore, el pueblo situado más al Este y el más cercano a la ciudad de La Spezia (ambas localidades están comunicadas a través de una carretera panorámica), este pueblo toma el nombre del torrente que lo cruza.

Sobre el pueblo emerge el Santuario de la Virgen de Montenero, construido sobre el promontorio del mismo nombre, uno de los cabos que cierra el golfo de las "Cinque Terre".

COMO LLEGAR

En coche, la carretera costera permite llegar hasta Riomaggiore y Manarola, y, pasando por Volastra, se puede llegar también a Corniglia, Vernazza y Monterosso, pero la carretera, después del cruce para Vernazza, es tortuosa durante un buen trecho de camino. Si se llega en coche por la autopista A12 Génova-Livorno tomar la salida de Carrodano-Levanto o salida de Brugnato para llegar a Vernazza y Monterosso, después seguir por la SS1 y en el cruce seguir la dirección para Pignone, a partir de aquí seguir las indicaciones para los "Cinque Terre".
Si se decide venir en avión, los aeropuertos más cercanos son el aeropuerto internacional "C. Colombo" de Génova y el "G. Galilei" de Pisa.
A los "Cinque Terre" se puede llegar muy fácilmente en tren con la línea Génova-Roma. Para tener información sobre los horarios, podéis consultar la página web de Trenitalia






No hay comentarios:

Publicar un comentario