lunes, 4 de febrero de 2019

Subida al Navazo Alto (1395 m)-cascada Mitano y circular arroyo Pajarucos (Febrero/19)



En este primer fin de semana de febrero nos vamos de montaña, concretamente a la Sierra de Grazalema, a la que tantas veces hemos ido, y siempre hay rincones por descubrir que nos sorprenderá...

Ya había subido muchas veces al Navazo Alto: cresteando toda la Sierra del Caillo, desde Villaluenga del Rosario, en otras circulares...pero jamás la había realizado llegando hasta el arroyo Pajaruco, pasando por la espectacular cascada de Mitano...
Así que, lo que en un principio era una ruta más, se convirtió en una interesante ruta, y, yo en este caso no me llevé la cámara, con lo que tuve que apañarme con el móvil.


Nos dimos cita nueve compañeros del club: Pepi, Delia, Pepe, Víctor, Miguel Ángel; y Gabriela (Gaby) y Pepe, dos nuevas incorporaciones montañeras al club...los de la foto,
 ¡y yo pegado a la pared!


Una vez que llegamos a Benaocaz (820 msnm), subimos hasta  la plaza en la que se encuentra el bar-hospedaje el Parral, ya que cerca de aquí accedemos al pueblo, una vez finalizada la ruta.

Y ahora toca recorrer las callejuelas de este bello pueblo para dirigirnos a su parte alta, en donde se encuentra la piscina municipal, y desde ahí con dirección a la ermita del Calvario.

Dejamos la ermita a nuestra derecha y cogemos la angarilla que tenemos de frente, y que en una prolongada subida nos llevará hasta el Navazo Alto (1395 m)...aunque todavía queda 
(casi un par de horas), acabamos de empezar.  

Por delante tendremos unos 14 km, 900 metros de desnivel acumulado y siete horas y media de caminata, que haremos en un frío día, a veces (en la cumbre) bajo cero y ya por el mediodía al menos algo, el sol nos calentará. 


En nuestra subida, nos encontramos con Lina Quesada (con cinco 8000s en su mochila) con la que aprovechamos para charlar un rato sobre su última aventurilla-intento al Monte Ararat (5137 msnm) (Turquía-Armenia) desde Dogubeyezit (¡cuantos recuerdos!).
¡Antes de despedirnos le dimos ánimo para subir al Navazo Alto...con la consiguiente carcajada!


La subida es prolongada y constante (algo más de 600 metros de desnivel) en la que cada uno de marca su ritmo. Ya sabemos que los de "gasoil" les cuesta más...


El frío se va apoderando de nosotros y el viento empieza a soplar...


Cuando llegamos al collado, hacemos un descansillo para resoplar, y al poco de nuevo en marcha...


Le temperatura ahora ya si anda por los 0º, muestra de ello lo vamos observando en las plantas que quedan heladas y el hielo entre las rocas.


Y tras pasar la sima del Jaramago, con caída de unos 35 metros, poco a poco con las nubes metidas llegamos a la cumbre del Navazo Alto o Caillo (1395 m).


Aquí arriba el viento sopla fuertemente, y la sensación térmica tiene que rozar los -5º, con lo que poco tiempo estamos aquí. Todo está helado, incluso las propias alambradas (que al final se me olvidó hacerle alguna foto con tanto frío)


Nadie trae cámara, con lo que tenemos que improvisar foto de cumbre mediante un selfie.


Empezamos a bajar entre rocas por un senderillo perfectamente marcado y que poco a poco nos llevará con dirección al polje del Navazo Alto, por el que tendremos que pasar.


A nuestra derecha dejamos el puerto del Ahorcado (1233 m) por el que ya en otra ocasión hicimos toda la crestería del caillo (pinchar si se quiere ver).

(Fotografía de Abril/18)

Una vez abajo, en el polje, lo atravesamos, teniendo de frente las montañas del Palo, el Martín Gil y el Tunio en Sierra Blanquilla, formando parte del macizo de Líbar.




Hacemos alguna paradita para inmortalizarnos de nuevo con un selfie improvisado


Introduciéndonos ahora en una zona arbolada con grandes encinas y quejigos con elegantes portes, totalmente cubiertos de musgos. 



De nuevo toca pedruzquear antes de llegar a otros pequeños llanos... 


Echando mamo de nuestros track seguimos nuestro rumbo "sin perdernos, de momento" pasando por varios llanos, rodeados de las peculiares rocas calizas, típicas de la Sierra de Grazalema.


El viento de nuevo azota fuertemente y nos tenemos que cubrir nuestros rostros de forma apresurada...el frío es intenso.



Y de nuevo toca subir un buen repecho hasta el collado, para pasar a la otra vertiente, encarando de frente la Sierra de la Silla y por debajo Benaocaz.




Pudiendo divisar allá abajo el valle en donde se encuentra la casa y la antigua fuente de Fardela.


Y una vez atravesada nos dirigimos (siguiendo nuestro track) hacia la casa del Mítano tras unos quince minutos de marcha.
Ya desde aquí se empezaba a escuchar la caída de agua... solo nos tenemos que dirigir hacia ella.


Era una de las joyas en la ruta del día de hoy.
Una primera chorrera...


Y bajando con mucha precaución alcanzamos la otra chorrera...


Y lo que tocaba ahora era disfrutar del entorno, fotografiar y hacer un poco el "ganso".







Y ponemos rumbo hacia el arroyo del Pajaruco.
Con tanta lluvia caída en estos días de atrás, el terreno está totalmente inundado y los senderos son verdaderos ríos por los que tenemos que "navegar".


Y ya cerca del cauce del arroyo del Pajarucos, alcanzamos la fuente de las 6 pilas y junto a esta, un verdadero torrente de agua bajando con fuerza por el Pajaruco.



Seguimos subiendo un poco hasta alcanzar la angarilla que nos da paso al arroyo del Pajaruco, y por donde iniciamos nuestra ruta de barranco cuando ya la hicimos en Marzo/17. Pinchar para ver 


Y siguiendo el senderillo, en quince minutos llegamos a Benaocaz.


Ruta completa, de montaña, de sendero, de cascadas y de mucho frío, sobre todo por la mañana.
¡Nos vemos en la próxima!

1 comentario: