sábado, 22 de diciembre de 2012

Italia (Región de Basilicata) Diciembre/12



REGIÓN DE BASILICATA


Basilicata, ¿dónde está Basilicata? Buena pregunta. Claro, todo el mundo ha oído hablar de la Toscana, Venecia, Roma… pero insisto ¿Basilicata?


Pues sí, es una hermosa región de Italia, situada al norte de Calabria y al sureste de Campania.




Es posible que sea la región más pobre del sur de Italia, pero eso no es motivo para dejar de disfrutar de enormes paisajes, la bella costa Tirrena y Jónica, grandes Parques Nacionales, y una hermosa ciudad troglodita.




En el sur de la región, y haciendo frontera con Calabria, nos encontramos con el Parque Nacional del Pollino. Inmensas montañas nevadas, y un sinfín de rutas para explorar.


Cuando nosotros pasamos, una fuerte tormenta de nieve nos cayó. Todo nevado, el paisaje era espectacular.



Pero, sin lugar a dudas, el gran tesoro de Basilicata es la ciudad de Matera. Declarada como patrimonio de la humanidad por la Unesco en 1992.


Ciudad troglodita, donde hasta hace poco la gente aún vivía en cuevas.  Estas viviendas trogloditas, denominadas Sassi por los nativos, se construyeron en tiempos bizantinos como iglesias.





Cuando llegamos a Matera, pronto localizamos la oficina de turismo, en la que nos dieron un plano con distintos itinerarios para recorrer sus laberínticas callejuelas de cuevas



Impactado quedamos cuando nos asomaos a esta pequeña balconada; ¡Dios! esto parece Jerusalén.









Matera se extiende al borde de un barranco profundo, donde allá abajo, un pequeño arroyuelo arrastra las frías aguas de la zona.


Desde el borde del precipicio miramos hacia atrás. Impresionante vista la que podemos contemplar. Solo agujeros, y más agujeros; son las casas, las calles, los tejados, los patios. Todo parece mezclarse en un color grisáceo, en donde una casa parece solaparse con otras tantas, sin que quede bien definido donde empieza, o termina las callejuelas.



Aquí se filmaron  La Pasión de Cristo y El Evangelio según san Mateo. No podía haber un mejor plató que este verdadero escenario natural.



140 iglesias rupestres repletas de frescos excavadas en las paredes de la montaña. Fueron fundadas entre los siglos VIII y XII por monjes bizantinos, provenientes en su gran mayoría de Asia Menor.







Cuando paseamos por sus callejuelas (y a pesar de la lluvia), nos tenemos que detener cada poco para contemplar tan hermosa ciudad. Da igual donde estemos, si es en un mirador, miramos hacia arriba, hacia abajo, izquierda, derecha; todo resulta impresionante. Si por lo contrario, estamos en una callejuela, podemos disfrutar de los detalles de las casas, ventanas, patios…








Ya va siendo hora de volver. Empapados de tanta lluvia, pero contentos de haber disfrutado de Matera, una ciudad troglodita y digna de admirar.


















No hay comentarios:

Publicar un comentario