miércoles, 28 de diciembre de 2016

Subida al Puntal de la Misa, o pico Cobos (1796 msnm) Sierra de Segura (Dic/16)


Trotando estos días por la Sierra de Segura (Jaén), y después de haber realizado varias rutas por la zona: 

1-Sendero de la peña del Olivar
2-Subida a Piedra Dionisia
3-Subida al Puntal de la Misa
4-Subida al Yelmo


Hoy tocaba subir al Puntal de la Misa o Calar del Cobo (1796 msnm), una de las cumbres que más destacan en la Sierra de Segura, con impresionantes vistas de los alrededores del embalse de Anchuricas.
Seis compañeros del club nos hemos perdido estos días por estos bellos parajes del norte de Jaén, ya haciendo frontera con las provincias de Granada y Albacete.



 

Para iniciar esta ruta nos tenemos que ubicar en la espectacular aldea de La Toba, junto al embalse de las Anchuricas. Seguiremos la carretera dirección norte que bordea al embalse y justamente cuando llegamos a la cola de dicho embalse sale una pista a mano izquierda que de forma brusca empieza a subir dirección a las  Gorgollita (una pequeña aldea ya habitada por los árabes en el siglo XII) y la finca del Carrascal (1240 msnm). De hecho, en la misma pista que empieza a subir, podemos ver pintado (hay que estar muy atentos) en la roca "Gorgollitas"


Tras varios kilómetros de subida permanente por la pista llegamos primero a las Gorgollitas, que la pasaremos,y siguiendo por la pista, a casi un kilómetro llegamos al la finca del Carrascal, en donde dejaremos los coches.


Desde la misma balconada donde dejamos los coches, algunos nativos de la aldea salieron a nuestro encuentro para charlar un rato y preguntarnos hacia donde íbamos.


El día está fantástico, un sol radiante y  buena temperatura. Por delante tenemos unos 11 kilómetros de recorrido, no llega a 700 metros de desnivel y unas cinco horas de ruta. 


Desde la parte alta de la finca parte el sendero señalizado con el PR-A 196 y que aunque en el cartel pone 3 horas de recorrido hasta llegar al Puntal de la Misa, se puede tardar menos, nosotros lo hicimos en poco más de dos horas, además disfrutando del paisaje.


Al poco de empezar la subida, el sendero se adentra en un frondoso bosque de pinos, en el que aprovechamos para rastrear bajo las hojas en busca de setas. Cuando los árboles nos dejan una ventana abierta, podemos disfrutar de bonitas vistas sobre las aldeas por las que pasamos.


El sendero sigue cogiendo altura, viendo de frente imponentes paredones que forman parte del contrafuerte del Puntal de los Cameros. A nuestra izquierda, allá abajo vemos el extenso valle del Segura y en uno de sus paredones de roca podemos contemplar las inmensas oquedades de los "Aguijones" 


El sendero evita ahora los grandes cortados de roca y nos desviamos hacia nuestra derecha (siempre por un camino perfectamente señalizado con hitos) hasta llegar a un collado en donde podemos disfrutar de excelentes vistas de toda la zona.



Subiendo un poco más llegamos a la gran meseta (unos 1600 metros de altitud) con dolinas de origen karsticos en el que tendremos pequeñas subidas y bajadas pero prácticamente inapreciables.


Durante todo el recorrido de esta meseta (unos cinco kilómetros) y ya con postes indicando el sendero nos tenemos que desprender de algunas de nuestras prendas, ya que el calor nos azotaba fuertemente. 
A un ritmo relajado y disfrutón vamos charlando y el que más y el que menos con algún chiste en la boca. 


Allá a lo lejos vemos la silueta del refugio (en el Puntal de la Misa) al que tenemos que llegar, aunque todavía queda lejos.




El sendero baja ahora por nuestra izquierda con dirección a los cortados, asomándose de nuevo al valle del Segura, de donde venimos, llegando al barranco de la Rambla del Puerto.  


Por debajo de nosotros vemos el gran pinar que sube desde los paredones y por el que supuestamente íbamos a bajar a la vuelta. Imposible, demasiada verticalidad.


El refugio cada vez más cerca, en unos quince minutos ya habremos llegado. Según el poste indicativo que tenemos a nuestra vista, en la bajada, en hora y media llegamos a la finca del Carrascal


Aquí la tenemos, excelente temperatura, ni pizca de viento. Y las vistas impresionantes. Subimos al refugio. A nuestra derecha va quedando la pista que sube (y que podemos hacer de forma circular) desde la cañada del Saucar.


El vértice geodésico lo tenemos justo en la parte superior de la casetilla, con lo que, como buenos montañeros tendremos que trepar hasta su vértice. 


Al no haber nada especial para su subida, a alguno le costó algo más, pero al final con resbaladera incluido, todos arriba.


Impresionantes vistas desde arriba: el embalse de las Anchuricas con las cuevas de los Aguijones, los dientes de la abuela, desde la Sagra hasta los almenares de Alcaraz, el Banderillas, las sierras de las Cabras y Taibilla ya en tierras murcianas y albaceteñas. 



Unos buenos bocatas con dulces incluidos, un disfrute panorámico de la zona, unas amenas charlas y risas, y para abajo de nuevo.


De frente vemos la pista que baja hacia la cañada del Saucar, por la otra vertiente, nosotros regresaremos por el mismo lugar, junto a la masa boscosa de pinos que vemos a nuestra derecha.





En hora y media aproximadamente ya llegamos a la finca del Carrascal. Una vez allí, parecía que nos estaban esperando nuestros anfitriones para invitarnos a unas copas de un aguardiente hecho por ellos mismos (todavía me hierve la garganta).


...Y tras unas largas historias de la aldea y una recolección fructuosa de enormes calabazas dimos por finalizada la ruta.


Si queréis ver las otras rutas que hicimos por la zona, ahí van:





No hay comentarios:

Publicar un comentario