viernes, 5 de diciembre de 2008

Estambul (Turquía) Agosto/89


ESTAMBUL, CIUDAD DE LAS MIL Y UNA NOCHES



FICHA TECNICA DEL VIAJE

· LOCALIZACIÓN: Situada en el límite entre Europa y Asia.
· POBLACION: 12 Millones de habitantes
· SALUD: No se necesita vacunación alguna
· LUGARES DE INTERES: Santa Sofia, Palacio Topkapi, la mezquita Azul y la de Suleymaniye, Gran bazar y bazar egipcio , puente de Galata, paseo en barco por el cuerno de oro, la gran Cisterna. Y sobre todo pasear y observar mucho.
· MONEDA: Lira Turca ( 1 Euro equivale a 1800 liras )
· TIEMPO DE VISITA : Se recomienda un mínimo de 4 días
· INFORMACION: Oficina de turismo de Turquía en Madrid ( 915 59 70 14 )


Estambul abarca dos continentes, un brazo extendido hacia Asia, el otro hacia Europa. En el corazón de la ciudad, el estrecho del Bósforo reúne las aguas del Mar Negro, el Mar de Mármara y el Cuerno de Oro.
Antigua capital de tres imperios sucesivos -romano, bizantino, otomano-, Estambul es el centro económico de la República de Turquía. Un continuo desfile de petroleros y barcos mercantes cruza a diario las aguas del Bósforo. Es en realidad, la variedad de Estambul lo que fascina a sus visitantes: los museos, iglesias, palacios, grandes mezquitas, bazares y las vistas de belleza natural parecen inagotables.


Con un fuerte impacto quedamos seducidos desde el primer instante, como si de un embrujo oriental se tratase .
Sorprendidos por la gentileza de su gente, nos guió un anciano hacia la puerta del hotel, sito en el barrio de Laleli, cerca de Aksasary y no lejos del centro histórico,.



Bizancio fue fundada por colonos griegos procedentes del Peloponeso. La leyenda cuenta que antes de dejar Grecia habían consultado con el oráculo de Delfos para saber donde debían crear la nueva colonia. La respuesta fue enigmática: “ enfrente de los ciegos “.

Cuando los griegos remontaban el Bósforo vieron a un pueblo instalado en Kadikoy, en la orilla asiática, luego miraron a la izquierda y descubrieron el puerto natural de Cuerno de Oro en la orilla europea. Recordaron entonces la historia que decía que los habitantes de Kadakoy debían estar ciegos. Pusieron pie en tierra y llamaron a su ciudad Bizancio.


Desde la ventana del hotel y mirando hacia la calle, oímos los primeros rezos de los almuecines. Era una combinación perfecta la que nuestros oídos y ojos percibieron. En la calle el griterío y el movimiento de la gente era constante. De inmediato salimos al descubrimiento de esta increíble ciudad.
En cada esquina una patrulla de policia impide cualquier altercado entre la multitud, que forma un puzle de colores, olores y sonidos, al que detenidamente hay que observar con todos los sentidos..
Avanzando por la avenida de Ordu Cadesi, en dirección a la mezquita azul, la gente se aglomera formando una verdadera masa y los comerciantes te atraen hacia sus tiendas para mostrarte su mercancía e invitarte a una taza de té, sin lugar a dudas estamos cerca del GRAN BAZAR. Es uno de los mayores atractivos de esta mágica ciudad. Cientos de tiendas y tiendas, docenas de callejuelas te sumergen en un sueño oriental . El regateo es de uso obligado para adquirir cualquier producto, si te alejas del tenderete y te llaman, quiere decir que aún quedará más barato, pero si por lo contrario te dejan marchar quiere decir que se llegó al tope del regateo. Con total seguridad os perderéis en su interior, pero tranquilos, no os preocupéis, ese es el encanto del Gran Bazar.



Ayasofia o Santa Sofía , “ allí todo expresa el deseo de deslumbrar: la belleza de los pavimentos de mármol y mosaico que semejan jardines llenos de flores labradas entre la tupida hierba de un prado, la variedad multicolor de las altas columnas de pórfido y mármol blanco. La fina escultura de los capiteles labrados cual orfebrería y muchas veces realizadas en azul o en oro, el esplendor de sus revestimientos de mármol policromo que cubre los muros y semejan tapices de oriente ......... “. Con estas palabras definía el crítico de arte Dihel, la impresionante obra arquitectónica de la basílica bizantina de Santa Sofía.


A no muchos metros de la basílica, se halla la Ahmet Cami o Mezquita Azul. La más hermosa de las que dominan el Bósforo, con la impresionante esbeltez de sus minaretes, considerada como la más elegante por corresponder a la arquitectura otomana clásica.
Después de esquivar todo tipo de vendedor ambulante llegamos al Palacio Topaki conocido como el de las mil y una noches. Este majestuoso edificio fue hasta el siglo XIX la residencia de los sultanes del imperio otomano y está considerado como de los palacios más ricos del mundo. Construido en un lugar estratégico donde se mezclan las aguas del Bósforo, cuerno de oro y mar de Mármara, en las puertas de Asia,


Desde hace un siglo los barcos de pesca atracan alrededor del puente de Gálata para vender su pesca, esto explica la cantidad de bares y restaurantes de pescados abiertos bajo el mismo puente. La gran Cisterna, situada a pocos metros de Santa Sofía, construida en el año 532 en pocos meses, era el lugar en donde depositaban el agua traída a través del acueducto de Valente. Para su construcción se utilizaron diferentes tipos de columnas romanas de distintas épocas. Consta de 336 columnas recuperadas de antiguos templos griegos, en las que se pueden observar capiteles de diversos estilos. Repartidas en 12 hileras situadas a 4 metros unas de otras, nos recuerda a un bosque de columnas. Ocupa un área de 10.000 m2, tiene 8 m de altura y aproximadamente su capacidad es de unos 80.000 m3. La música clásica y el espectáculo de luz completan su atmósfera mística. En el ángulo izquierdo de la cisterna, se descubrieron dos columnas cuyas bases esculpidas con óvolos clásicos reposan sobre dos extrañas cabezas de Medusa.



Cuando la tarde cae, el ambiente sigue siendo bullicioso en Estambul. El sol muere a espaldas de las mezquitas, sus rayos en formas perfectas hacen resaltar las siluetas de los minaretes. Las gaviotas revoletean entre los barcos del Cueno de Oro. El almuecín comienza su rezo del crepúsculo, y poco a poco el día va dejando paso a la noche invitando al viajero a descubrir los placeres que esta ciudad ofrece a todas horas.

No hay comentarios:

Publicar un comentario